Darín protagoniza 'La odisea de los giles', "fábula" sobre el corralito: "Está en el ADN de todos nosotros"

Publicado 23/09/2019 16:54:19CET
Ricardo y Chino Darín en La odisea de los giles
Ricardo y Chino Darín en La odisea de los giles - FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Ricardo y Chino Darín debutan como padre e hijo en esta ficción, que se presenta en la Sección Oficial del festival

SAN SEBASTIÁN, 23 Sep. (De la enviada especial de Europa Press, Mirian San Martín) -

Ricardo Darín protagoniza junto a su hijo, Chino Darín, 'La odisea de los giles', una "fábula" sobre el corralito de Argentina de 2001 que, en palabras del actor, "está en el ADN" de todos los argentinos, según ha explicado en rueda de prensa este lunes en el Festival de San Sebastián.

La cinta, que forma parte de las proyecciones especiales de la Sección Oficial del Zinemaldia, está dirigida por Sebastián Borensztein y lleva a la gran pantalla la adaptación de la novela 'La noche de la Usina', de Eduardo Sacheri, convertida en una aventura a la que se lanza un grupo de vecinos de un pueblo de Buenos Aires, víctimas de una estafa que se ha llevado sus ahorros en pleno "corralito".

Ricardo Darín, que también produce esta película junto a su hijo, ha afirmado que no hubo "mucha necesidad de meter mano a la valija de los recuerdos". "Lo que ocurrió en 2001, mas allá de que no fue muy investigado a posteriori, está grabado en el ADN de todos nosotros", ha dicho el actor, quien está convencido en lo positivo que tiene recordar lo que ocurrió, puesto que hubo personas que pasaron "momentos muy duros" que se tuvieron que "exiliar".

Del mismo modo, ha señalado que Argentina "es la misma" y tiene una "gran gimnasia de atravesar crisis y volver a renacer". "Quién sabe si renacer todo el tiempo no será nuestra característica principal", ha dicho Darín, quien describe su país natal como un "pueblo con esperanza" que aprende de los "errores cometidos para volver a avanzar". "Estoy esperanzado de que vamos a salir hacia adelante una vez más. Con la ayuda de Brasil, por supuesto", ha bromeado.

En este sentido, el actor Luis Brandoni ha señalado que el "corralito", un episodio que ocurrió "hace muchos años", fue "dramático" para la sociedad argentina y mientras que algunos lo han "resuelto", otros "no tanto". "Algunos nos perjudicamos más que otros, pero es parte de la historia que nos tocó vivir en Argentina, y que nos toca vivir también".

LOS DARÍN DEBUTAN COMO PADRE E HIJO EN FICCIÓN

'La odisea de los giles' supone el debut de Ricardo y Chino Darín como padre e hijo en la ficción, además de ser ambos los productores de la película, una coproducción entre Argentina y España que se estrenará en los cines españoles el 29 de noviembre. "Trabajar juntos ha sido fantástico, ojalá todas las experiencias entre padres e hijos se parecieran a la nuestra", ha señalado Ricardo Darín, mientras que su hijo ha destacado la exigencia del "doble rol".

En este sentido, el director de la cinta, Sebastián Borensztein, hijo del actor, monologuista y humorista argentino Tato Bores, ha destacado que la relación entre padre e hijo le recordó a la relación con su progenitor, con quien trabajo durante muchos años. "Fue un revival de lo mejor que me pasó en mi carrera también, una experiencia divertida e inolvidable", ha resaltado.

GILES: "PARDILLOS" E "INGENUOS"

Tal y como ha explicado Ricardo Darín, el término "gil" encuentra en el español de España su sinónimo en el término "pardillo", es decir, un "ingenuo, el que confía y ve el lado positivo y jamás piensa que le pueden hacer daño".

El suspense y la comedia se mezclan en esta historia que para el protagonista, más allá del significado de ese término, tiene una problemática de "comprensión inmediata" en todas partes. "En todo el mundo el ciudadano ha sido atropellado, ha sufrido el rigor de la burocracia, de agachar la cabeza y aceptar normas que no han sido discutidas", ha destacado.

El director ha destacado que se trata de una película "muy luminosa y brillante" que cuenta con "todo el color" y naturalismo posible del campo, al tiempo que retrata a la "gente de los pueblos" tal cual son, sin "ocuparse de a qué echan mano en su guardarropa", con la piel "curtida" por el sol.

Del mismo modo, respecto a los momentos de alivio humorístico, ha matizado que más que proponerse hacer comedia, esta es una "historia con un trasfondo dramático" y que, como premisa, permite explotar el humor allá donde aparezca.