El Departamento de Medio Ambiente pone en marcha una campaña sobre consumo responsable y economía circular

Publicado 01/10/2019 15:34:12CET

BILBAO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco y su sociedad pública de Gestión Ambiental Ihobe han lanzado una campaña de concienciación ciudadana que, con el lema "La revolución de los pequeños gestos", tiene por objeto sensibilizar y contribuir a cambiar los hábitos de consumo de la ciudadanía hacia modelos más sostenibles y circulares.

La campaña estará presente durante las próximas semanas, tanto en los medios de comunicación como en soportes exteriores y medios de transporte, y se enmarca en el movimiento "Circular Thinking" que promueve el Gobierno Vasco para impulsar acciones de economía circular entre el sector industrial, los agentes socioeconómicos y la ciudadanía.

Tanto la campaña "La revolución de los pequeños gestos" como el movimiento "Circular Thinking" buscan cambiar el modelo y transformar los hábitos de producción y consumo, impulsando las llamadas 4 R.

Esas 4 R son reducir, en aras de promover un consumo "más responsable" y prevenir la generación de residuos; reutilizar, ya que los productos y objetos pueden tener más de una vida; reparar, con el fin de prolongar la vida útil de los productos; y, en última instancia, reciclar aquello que no se pueda incluir en ninguna de las tres R's anteriores, realizando una "correcta" separación de los residuos.

El Gobierno Vasco ha destacado que, en los últimos 100 años, el consumo mundial per cápita de materiales se ha duplicado, mientras que el consumo de energía se ha triplicado, de manera que cada persona consume aproximadamente tres veces más energía y el doble de materiales que sus antepasados en 1900. "Hablamos de más de 7.200 millones de personas consumiendo, frente a los 1.600 del año 1900", ha agregado.

Por lo tanto, el Ejecutivo ha advertido de que ello significa que, al ritmo actual, para el año 2030 será necesario un 40% más de agua potable.

Asimismo, ha apuntado que las necesidades de recursos naturales se triplicarán en 2050 y la demanda de alimentos aumentará en un 70%. En este contexto, según ha destacado, el principio básico de la economía circular, "lograr más con menos, se presenta como la alternativa para producir de forma eficiente, reduciendo costes, disminuyendo las emisiones de CO2 y los vertidos de aguas residuales y de residuos, y volviendo a reintroducir los recursos secundarios en el ciclo productivo".

El Ejecutivo ha subrayado que Euskadi ocupa, en la actualidad, una posición destacada en la visión circular de la economía, especialmente en el ámbito industrial. En las últimas décadas, la colaboración activa de agentes públicos y privados en la búsqueda de la máxima circularidad de los materiales, la eficiencia de procesos y la aplicación del ecodiseño han permitido obtener una "evolución positiva" de los principales indicadores ambientales y de economía circular en Euskadi.

De hecho, según ha apuntado, Euskadi ha sido la primera región europea en realizar un diagnóstico de su situación en el ámbito de la economía circular según los criterios y la metodología definidos por la Unión Europea. Una de las principales conclusiones de este diagnóstico es que la implantación de la economía circular en la industria vasca reduciría un 6% el consumo de materias primas y lograría un ahorro económico de 2.000 millones.

El Gobierno Vasco se encuentra ya ultimando los detalles de la Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030, la hoja de ruta que guiará la acción de gobierno en esta materia con objetivos cuantificables y medibles.

Para leer más