Departamento vasco de Salud mantiene activado el protocolo por sarampión tras detectarse un caso en Gipuzkoa

Publicado 10/04/2019 17:51:53CET

Se trata un varón de 41 años, con residencia fuera de Euskadi, que viajó a este territorio el pasado 5 de abril

SAN SEBASTIÁN, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de Salud Pública y Adicciones del Departamento de Salud mantiene activado el protocolo por sarampión tras detectarse un caso en Gipuzkoa. Se trata un varón de 41 años, con residencia fuera de Euskadi, que viajó a este territorio el pasado 5 de abril y tras sentirse indispuesto acudió a un centro de salud, donde el laboratorio confirmó el positivo.

Por este motivo, tal y como ha explicado en un comunicado, se han iniciado las actuaciones pertinentes para evitar nuevos contagios, aplicando medidas de aislamiento y dando inicio al estudio de contactos.

Según los datos epidemiológicos recogidos, el varón presentó los primeros síntomas antes de iniciar su viaje, por lo que "se contagió fuera de Euskadi". Entre tanto, Osakidetza continúa con normalidad el estudio de contactos entre los clientes que el pasado 23 de marzo acudieron a una sidrería de Astigarraga (Gipuzkoa), tras confirmarse que entre los comensales se encontraba una persona enferma de sarampión.

Ambos casos no guardan relación, salvo que el contagio se ha dado fuera de Euskadi y que durante el periodo de transmisibilidad han viajado a Gipuzkoa. Durante el año 2019 se han confirmado seis casos de sarampión en Euskadi, cuatro de ellos en Bizkaia y dos en Álava.

VACUNA

Osakidetza ha recordado que todas las personas que no han pasado la enfermedad o que no están adecuadamente inmunizadas son susceptibles de contraerla, si no están adecuadamente vacunadas.

En Euskadi, en concreto, la vacuna contra el Sarampión está recogida en el calendario vacunal infantil y la cobertura de la primera dosis de Tiple Vírica (Sarampión-paperas-rubeola) es de 96,05% y del 94,7% en la segunda dosis. Estas coberturas cumplen con los indicadores recomendados por la OMS.

Por ello, ha recalcado, una vez más, tanto la "relevancia" de la vacunación para prevenir enfermedades infecciosas graves y que pueden tener consecuencias "en ocasiones mortales", como la seguridad actual de las vacunas.