Actualizado 28/06/2022 16:26

Intervenida en un piso de Bilbao una plantación de marihuana con 1.212 plantas

Un agente de Policía durante una operación en una plantación de marihuana
Un agente de Policía durante una operación en una plantación de marihuana - POLICÍA NACIONAL

BILBAO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 31 años y vecino de Barakaldo, que tenía en un piso del barrio bilbaíno de Rekalde una plantación de marihuana. Durante el registro a su domicilio, se hallaron 1.212 plantas de marihuana, 14 kilos de cogollos de la misma sustancia, 32 lámparas y otros tantos transformadores, además de 10 filtros de ventilación.

El consumo de luz provocado por el gasto energético derivado del empleo de lámparas para acelerar el crecimiento de la plantación habían supuesto, en lo que va de 2022 un total de 15.300 euros.

Tal como ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco en un comunicado, el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Bilbao ha procedido a la detención de un hombre al que se le imputa un presunto delito de tráfico de drogas.

Las pesquisas se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en un domicilio del barrio de Rekalde se estaban produciendo unos consumos de luz desproporcionados para un hogar y que habían supuesto un incremento en la factura de más de 13.000 euros entre el pasado año y el presente, al registrar en 2021 un gasto de 2.279 euros por los 15.300 consumidos en lo que va de 2022.

Además, tras identificar al propietario de la vivienda, los agentes también pudieron averiguar que el sospechoso había hecho varias compras de sustancias y materiales agrícolas por valor de 5.200 euros, lo que hizo sospechar a los investigadores que pudiera estar desarrollando alguna actividad ilícita relacionada con el cultivo de sustancias estupefacientes.

Por ello, a finales de mayo, establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del domicilio, donde, desde el primer momento, los investigadores ya apreciaron un fuerte olor a marihuana.

Igualmente, observaron varias veces al investigado bajar las escaleras que conectan la vivienda y el garaje con bolsas en las manos e introducirlas en el maletero de un coche de alta gama del que es propietario para, a continuación, abandonar el lugar.

En este sentido, durante la vigilancia también comprobaron que en diversas ocasiones el sospechoso visitaba el piso en compañía de personas desconocidas que adoptaban una actitud vigilante y esquiva, marchándose a los pocos minutos.

El pasado 3 de junio, tras reunir suficientes pruebas y obtener la preceptiva autorización judicial, procedieron a la entrada y registro en el piso, hallando en su interior 1.212 plantas de marihuana, más de 14 kilos de cogollos de esta misma sustancia, 32 lámparas y el mismo número de transformadores eléctricos, así como 10 filtros de ventilación.

Ese mismo día los agentes también procedieron a la detención del investigado, un vecino de Barakaldo de 31 años de edad y sin antecedentes previos que fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Bilbao.