Diputación de Bizkaia invierte 7,8 millones en renovar los camiones y contenedores amarillos del servicio de recogida

Publicado 21/11/2019 13:09:28CET
Nuevos camiones y contenedores amarillos en Bizkaia
Nuevos camiones y contenedores amarillos en Bizkaia - EUROPA PRESS - Archivo

Sustituirá los recipientes de plástico por unos de acero reciclables e incorpora 13 camiones sostenibles, siete a gas natural y seis dualizados

BILBAO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Bizkaia ha invertido 7,8 millones de euros en la renovación del servicio de recogida de contenedores amarillos que incluye la sustitución de los 3.900 recipientes actuales para envases de plástico por otros innífugos de acero, así como la incorporación a su flota de camiones de 7 vehículos a gas natural, y 6 más dualizados. La inversión también contempla la colocación de otro 10% más de contenedores en nuevas ubicaciones, hasta alcanzar una cifra total de 4.290 recipientes repartidos por todo el territorio.

La Diputada de Sostenibilidad y Medio Natural de Bizkaia, Elena Unzueta, ha sido la encargada de presentar ante la prensa el nuevo modelo tanto de camión como de contenedor, en una demostración que ha tenido lugar frente al Palacio Foral en Bilbao.

En su intervención, Unzueta ha destacado que con esta inversión la institución foral persigue dos objetivos: "que el sistema de recogida sea cada vez más sostenible y, al mismo tiempo, tratar de implementar y avanzar en la economía circular".

La diputada ha destacado que el nuevo contenedor, fabricado en acero al carbono, es más "efectivo y sostenible" porque ha sido fabricado con acero reciclado entre un 20 y en un 40% pero será reciclable en su totalidad".

La elección del acero, ha añadido la diputada, permite incorporar "otras dos ventajas, por una parte, al ser ignífugos, se previenen posibles actos vandálicos o incendios y, por otro, el propio peso del nuevo recipiente posibilita que permanezca de forma permanente en el lugar donde sea ubicado para que ni el aire ni posibles movimientos lo puedan desplazar del sitio".

A su vez, los nuevos camiones, van en la línea de la sostenibilidad ya que los 13 vehículos "permiten avanzar en ese objetivo de emitir menos gases contaminantes a la atmósfera".

En ese sentido, se suman seis nuevos vehículos con combustible GNC (gas natural comprimido), y se añaden otros siete con sistema dual gasóleo-GNC, al que se adaptará también parte de la flota ya existente. Los camiones con GNC emitirán un 77% menos de óxidos de nitrógeno, un 70% menos de partículas metálicas y un 10% menos de CO2.

CONTENEDORES MÁS PESADOS

El coste de cada vehículo nuevo es de 240.000 euros y cada contenedor pesa 260 kilos frente a los 120 kilos de los anteriores fabricados en plástico. La inversión se llevará a cabo a través de la sociedad pública foral Garbiker, encargada de la gestión de los residuos del territorio.

Unzueta ha señalado que todo el proceso de renovación se va a realizar en el plazo de un año a partir del mes próximo y hasta diciembre de 2020. Las dos primeras rutas elegidas son las zonas de Enkarterri y Txorierri. Asimismo, la diputada ha añadido que, además de a los contenedores amarillos, la sustitución se ampliará de forma progresiva al resto de contenedores y vehículos de Garbiker.

El nuevo modelo de contenedor tiene formas redondeadas y un tronco piramidal que facilita la recogida y la hace más eficiente. Está fabricado en acero al carbono, con un porcentaje que va del 20% al 40% de acero reciclado y, además, es 100% reciclable, por lo que en él se aplican los principios de sostenibilidad y economía circular.

El hecho de que sea un contenedor metálico le aporta también otras ventajas, como tener una vida útil más larga que los elaborados con materiales plásticos, y resuelve dos problemas a los que se enfrentan otros tipos de contenedores: el fuego y los vuelcos a causa del viento. El nuevo modelo está construido con materiales ignífugos y sus formas ergonómicas, que permiten la circulación del viento de manera fluida, y su peso le confieren una mayor estabilidad.

Garbiker distribuirá de forma progresiva los 4.290 nuevos contenedores en las diferentes rutas de recogida establecidas en todo el territorio a partir de la próxima semana y a lo largo 2020. Las dos primeras rutas en las que se colocarán serán las de las zonas de recogida de Txorierri (Sondika, Loiu, Zamudio, Derio, Lezama, Larrabetzu, Erandio Goikoa, Sopela y Urduliz), en donde se repartirán los primeros 400 contenedores, y de Enkarterri (Artzentales, Karrantza, Galdames, Gordexola, Güeñes, Lanestosa, Muskiz, Sopuerta, Turtzioz, Balmaseda, Zalla, Alonsotegi y Zierbena), en donde se ubicarán 336.

La elección de estas dos rutas se debe a que por sus características (orografía, dispersión de contenedores, ubicación de los mismos...) pueden aportar a Garbiker datos para realizar el resto del proceso de sustitución de la forma más eficiente posible. En concreto, se han elegido porque se trata de dos zonas con características antagónicas, lo que permitirá contrastar el despliegue en situaciones muy diferentes en cuanto al tiempo de ruta, los accesos, la dispersión de los núcleos urbanos y de los puntos de colocación de los contenedores.

BENEFICIOS MEDIAMBIENTALES

En cuanto a los camiones asignados a este servicio, el objetivo de reducir el uso de combustibles sólidos y las emisiones de gases nocivos para el medio ambiente, ha llevado a optar por la adquisición de 7 vehículos con combustible GNC (gas natural comprimido) y 6 camiones dualizados (gasóleo y GNC) y por la adaptación de otros tres camiones de los que ya prestaban servicio para que puedan funcionar de forma dual, con gasóleo y con GNC.

Entre los beneficios medioambientales de esta sustitución, en la que se han invertido 3,5 millones de euros, se encuentra que los vehículos con GNC suponen una reducción del 77% de óxidos de nitrógeno (NOx), un 70% menos de partículas metálicas y un 10% menos de emisiones de CO2 y, los vehículos dualizados emiten un 26% menos de NOx, un 24% menos de partículas metálicas y un 5% de CO2.

La nueva flota está dotada de un sistema mono-operador de recogida automatizado que permite reducir los tiempos de carga y descarga y mejorar las condiciones de trabajo de las personas que lo manejan, evitándoles en gran medida que tengan que subir y bajar del vehículo.

Asimismo, los camiones cuentan con un sistema de recogida de datos y pesaje automático que va a hacer posible disponer de mayor cantidad y calidad de datos, lo que, a su vez, permitirá realizar un análisis más exhaustivo del servicio del que pueden surgir nuevas acciones a incluir en los procesos de mejora continua que aplica Garbiker.

Para leer más