Diputación de Gipuzkoa aprueba el proyecto de conexión peatonal paralela en la travesía de Aizpurutxo en Azkoitia

Publicado 16/07/2019 13:33:24CET
La portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza
La portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider MendozaDFG

SAN SEBASTIÁN, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado el proyecto de conexión peatonal paralela en la travesía de Aizpurutxo. De este modo, la institución foral pone en marcha la primera fase del proyecto de mejora de la carretera GI-631, que une Azkoitia con Urretxu.

La portavoz foral, Eider Mendoza, en rueda de prensa, ha recordado que la mejora de esta vía es "uno de los proyectos estratégicos" de la Diputación en la presente legislatura. "La mejora de esta carretera es una reivindicación histórica de la comarca de Urola Erdia, ya que la GI-631 supone su enlace con la Rotonda de Gipuzkoa y el hospital de Zumarraga", ha remarcado.

Mendoza ha destacado la importancia que tendrá el proyecto de mejora de la Azkoitia-Urretxu, ya que "repercutirá directamente en beneficio tanto del bienestar de la ciudadanía de Urola Erdia como de la competitividad económica de la comarca". "Por esta carretera transitan cada día una medida de 3.300 vehículos, de los que casi el 10% son vehículos pesados", ha añadido.

En esa línea, ha detallado que el proyecto de mejora de la Azkoitia-Urretxu prevé una serie de actuaciones en la GI-631 como la apertura de terceros carriles para mejorar la seguridad vial, la mejora de varias curvas y la mejora de la travesía de Aizpurutxo.

La redacción del proyecto finalizó en diciembre de 2018 y, en marzo de este año, fue puesta en información pública y este martes se ha aprobado el proyecto. A continuación, se prevé que las obras se ejecuten a principios de 2020, y tienen una duración estimada de cuatro meses, mientras que el presupuesto asciende a 341.000 euros.

El objetivo de la actuación es separar el tráfico rodado del de las personas viandantes ya "la plataforma de la carretera actual no tiene el espacio suficiente para permitir esta segregación. Entre Erdikobenta e Ibaiondo, la carretera se desplazará hacia el monte y se construirá una vía peatonal junto a la calzada. Mientras, a la altura del caserío Aizpurutxo, la vía peatonal pasará al otro lado del río con la construcción de un nuevo puente.

ROTONDA DE MEAGA

Asimismo, se han aprobado actuaciones en la carretera GI-2633, a su paso por Meaga. Mendoza ha recordado que por ella se desvían los tráficos de la costa cuando la carretera que une Zumaia y Zarautz por el litoral se cierra cuando sufre desperfectos por la acción del mar. "El cruce de Meaga necesita de varias mejoras, que es las que vamos a acometer ahora con la construcción de una rotonda de que ordene este enlace", ha señalado.

La portavoz foral ha explicado que la nueva rotonda tendrá un diámetro exterior de 35 metros, una calzada de 7 metros, una isla anterior de 20 metros de diámetro y una corona pisable de 2,4 metros de diámetro. El proyecto también prevé la construcción de tres paradas para autobuses, así como un cruce para peatones iluminado y con semáforos. La inversión prevista asciende a 587.660 euros, y tiene un plazo de ejecución de 5 meses".

MEJORAS EN LA GI-638

El Consejo de Gobierno también ha aprobado trabajos en la GI-638 a su salida de Mutriku hacia Ondarroa. Actualmente, en este punto existe una media rotonda pero los vehículos suelen necesitar de los dos carriles para realizar diversas maniobras.

Por eso, el proyecto de mejora prevé la construcción de una rotonda cerrada que, según ha explicado la portavoz foral, "contribuirá a ordenar los tráficos, evitar maniobras que invadan el carril contrario y a reducir la velocidad de paso de los vehículos en ese tramo".

La rotonda proyectada tiene un diámetro exterior de 30 metros, y una calzada de 7 metros de ancho para el paso de vehículos. Asimismo, tendrá paradas de autobuses, y un paso para peatones iluminado. El proyecto cuenta con un presupuesto de 418.315 euros y será ejecutado en un plazo de tres meses una vez se pongan en marcha, que se espera pueda ser este mismo otoño.