20 de febrero de 2020
 

Ekologistak Martxan presenta demanda ante el TSJPV contra el "pelotazo obispal" en Abando, en Bilbao

Publicado 09/01/2020 17:21:22CET

BILBAO, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Ekologistak Martxan ha presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) contra el "pelotazo obispal" en el barrio de Abando, en Bilbao, en el que el Obispado proyecta la demolición del edificio existente de BAM y la construcción del proyecto obispal Bizkeliza Etxea y una clínica privada de Mutualia.

El pasado mes de julio, Ekologistak Martxan interpuso un recurso contencioso administrativo con el objetivo de impedir el "pelotazo urbanístico consentido" por el Ayuntamiento de Bilbao al Obispado de Bilbao, en la actual parcela de la Escuela Diocesana Universitaria de Magisterio BAM.

Según ha explicado la plataforma ecologista, "la operación Obispado-Mutualia-Murias", que se quiere paralizar, consiste en la demolición del edificio existente de BAM y en la construcción del proyecto obispal, Bizkeliza Etxea, y una clínica privada de Mutualia. El edificio proyectado, de ocho plantas y cuatro plantas bajo rasante, ocuparía toda la parcela.

El recurso presentado contra el Ayuntamiento ante el TSJPV fue admitido a trámite en septiembre y se acaba de presentar la demanda. El Obispado se ha personado en la causa judicial.

Ekologistak Martxan ha explicado que el recurso se dirige contra el Estudio de Detalle promovido por el Obispado en la parcela, pero también contra la modificación puntual del PGOU que posibilitó la operación, "al levantar el veto de uso exclusivo docente y posibilitar otros usos equipamentales".

El colectivo ecologista plantea en su demanda, como "vicios de legalidad", la "arbitrariedad y falta de justificación de la desafectación del destino docente de la parcela". Además, argumenta que se "incrementa notablemente el valor económico de la parcela al margen de los cauces legales que hacían legalmente posible tal operación", y que se "exime al Obispado de someter el Estudio de Detalle de la parcela a una evaluación ambiental que resultaba preceptiva".

En ese sentido, Ekologistak Martxan ha señalado que, "de acuerdo con los Mapas Estratégicos de Ruido de Bilbao de 2012 y 2017, la parcela se halla sometida a un fuerte impacto acústico provocado por el tráfico, superándose en los todos los tramos del día los objetivos de calidad acústica para sectores de suelo residencial consolidado".

Los ecologistas han recordado que el plan zonal, aprobado por el Ayuntamiento de Bilbao para la Zona de Protección Acústica Especial del suelo urbano el 5 de septiembre de 2018 "exige que el Estudio de Detalle estuviera acompañado de un Estudio Acústico".

En ese sentido, han criticado que, "pese a lindar con una parcela en la que se desarrolla un uso especialmente sensible -el colegio Público de infantil y primaria Cervantes Ikastetxea (CEIP Cervantes) y una Haurreskola- no ha merecido un estudio, siquiera indiciario, del impacto que habrá de generar el notable incremento de tráfico que producirá la implantación de la futura clínica privada de Mutualia".

Por otro lado, Ekologistak Martxan ha recordado que el Obispado de Bilbao anunció que iba a comenzar las obras de demolición del edificio de BAM el pasado verano de 2019, "pero no lo ha conseguido". "No ha podido obtener la licencia de derribo que había solicitado, ya que la parcela está parcialmente contaminada y requiere una aprobación especial, y tampoco ha conseguido la licencia de construcción, el proyecto presentado ha obtenido informe desfavorable del Área de Salud y Consumo", ha explicado.

Mientras, ha destacado, el vecindario, agrupado en torno a la plataforma vecinal Por un Abando Habitable, sigue con la movilización en la calle organizando exposiciones y acciones para mostrar su desacuerdo con el proyecto.

Para leer más