31 de mayo de 2020
 
Publicado 21/05/2020 14:46:37 +02:00CET

Ertzaintza vigilará playas y zonas de esparcimiento para evitar reuniones sociales y su uso indebido

Playa de la Concha (San Sebastián) al anochecer
Playa de la Concha (San Sebastián) al anochecer - EUROPA PRESS

La acción policial sobre el control del uso de la mascarilla tendrá inicialmente un carácter informativo y preventivo

BILBAO, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza y las Policías Locales reforzarán nuevamente durante el fin de semana los controles y la vigilancia para impedir desplazamientos de fin de semana a las segundas residencias fuera de cada territorio. Además, la Policía vasca va a tomar medidas disuasorias en playas y zonas de esparcimiento para evitar reuniones sociales y un uso indebido de esos espacios.

Según ha recordado el Departamento vasco de Seguridad, en la fase 1 de la desescalada del confinamiento, las playas y otras zonas de esparcimiento al aire libre deben ser usadas solamente para pasear con personas del mismo domicilio de convivencia o hacer deporte de forma individual. En esos espacios no está permitido tumbarse ni organizar reuniones sociales.

Tras observar incumplimientos en algunos arenales, la Ertzaintza y las Policías Locales van a tomar medidas disuasorias para evitar esos comportamientos, que van desde la advertencia hasta la denuncia.

Los controles y la vigilancia pretenden garantizar el cumplimiento de las restricciones de movimiento derivadas del estado de alarma. Según ha recordado la Consejería de Seguridad, las salidas vacacionales o de ocio están prohibidas y el confinamiento se debe realizar en la residencia habitual.

En el momento actual de la desescalada, está permitido el desplazamiento a la segunda residencia siempre y cuando ésta se encuentre en el mismo Territorio Histórico del municipio en el que se tenga fijada la residencia habitual, así como en los colindantes a éste de otro Territorio Histórico.

Las patrullas de la Ertzaintza y de las Policías Locales realizarán comprobaciones para asegurar que se cumplen esas prohibiciones, tanto en carretera como en estaciones de transporte colectivo. El Departamento de Seguridad ha indicado que a las personas que viajan se les puede solicitar una explicación "justificativa, clara y comprobable" de los motivos del desplazamiento.

El incumplimiento de las medidas de confinamiento se puede sancionar, según la Ley de Seguridad Ciudadana, con multas de hasta 600 euros para infracciones leves, y a partir de esa cantidad en los casos graves.

OBLIGATORIEDAD DE USO DE LA MASCARILLA

Por otro lado, la Ertzaintza recuerda que desde el este jueves, en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, el uso de la mascarilla es obligatorio, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de dos metros.

Igualmente, ha señalado que en los medios de transporte público es obligatorio su uso, así como en los vehículos privados cuando en su interior viajen personas que no convivan.

En ese sentido, ha explicado que la acción policial sobre el control del uso de la mascarilla tendrá inicialmente un carácter informativo y preventivo.

Contador