Publicado 25/05/2020 9:26:29 +02:00CET

Euskadi aumenta desde hoy la movilidad sin franjas horarias con la entrada en la fase 2 de desescalada

Varias personas toman el sol en la Playa de Ereaga en Getxo durante el primer día de la Fase 2, cuando se puede acceder a las playas de la misma provincia, isla o unidad territorial  En Getxo, Bilbao, Vizcaya, País Vasco (España), a 25 de mayo de 2020.
Varias personas toman el sol en la Playa de Ereaga en Getxo durante el primer día de la Fase 2, cuando se puede acceder a las playas de la misma provincia, isla o unidad territorial En Getxo, Bilbao, Vizcaya, País Vasco (España), a 25 de mayo de 2020. - H.Bilbao - Europa Press

Se mantiene un horario preferente reservado a mayores y se restablecen las visitas a mayores en el ámbito residencial

BILBAO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Euskadi aumenta desde hoy la movilidad sin franjas horarias con la entrada en la fase 2 de desescalada. No obstante, se mantiene un horario preferente reservado a mayores y se restablecen las visitas a mayores en el ámbito residencial.

Este lunes entra en vigor el decreto el decreto del Lehendakari, Iñigo Urkullu, con las normas que se aplicarán durante la fase 2 de la desescalada y que supondrán una flexibilización de las restricciones con un aumento de la movilidad.

Ayer se publicó el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) y las medidas se han establecido mediante acuerdo entre los Gobiernos Vasco y del Estado desde una "filosofía de co-gobernanza".

De esta forma, desde este lunes, Euskadi no tendrá franjas horarias, aunque se mantienen las reservadas para personas de más de 70 años y colectivos vulnerables. Además, se restablecerán las visitas a los mayores en el ámbito residencial y se permitirán las reuniones de hasta 15 personas en viviendas y locales privados o en espacios abiertos de uso público.

Entre las medidas de flexibilización acordadas conjuntamente con el Gobierno español para la fase 2 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, se acuerda eliminar las franjas horarias que restringían la movilidad de las personas, de manera que se avanza "en el principio de normalidad y movilidad de las personas".

No obstante, las personas mayores de 70 años y los colectivos de riesgo disfrutarán de preferencia en espacios de uso público, en las franjas horarias comprendidas entre las 10.00 y las 12.00 horas, así como entre las 19.00 y las 20.00 horas.

Las personas podrán desplazarse para celebrar reuniones familiares y sociales de hasta un máximo de 15 personas en viviendas y locales privados o en espacios abiertos de uso público, respetando las normas de protección personal y distancia física establecidas por las autoridades sanitarias.

VISITAS A RESIDENCIAS

Por otra parte, se podrán reanudar las visitas a las personas residentes en viviendas tuteladas, centros residenciales de personas con discapacidad y centros residenciales de personas mayores, así como la realización de paseos por los residentes, siempre con arreglo al calendario y marco de condiciones establecidas por las diputaciones forales, que son las instituciones competentes en el ámbito residencial socio-sanitario.

Asimismo, se pueden reabrir al público los centros y servicios donde se prestan los servicios sociales. El régimen de apertura será el que determinen las instituciones competentes.

Los museos, de cualquier titularidad y gestión, podrán abrir sus instalaciones al público para permitir las visitas a la colección o a las exposiciones temporales, hasta la mitad del aforo previsto para cada una de sus salas y espacios públicos.

Asimismo, se permitirá realizar libremente actividades de turismo activo y de naturaleza, senderismo y similares por grupos de hasta veinte personas.

En el decreto, también se dispone que podrá procederse a la apertura al público de los establecimientos y servicios de hostelería, restauración, txokos y sociedades para consumo en el local, salvo los locales de discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere un 50% de su aforo.

"PRUDENCIA, SEGURIDAD Y RIGOR"

En todo caso, el Gobierno Vasco reitera la necesidad de seguir observando "los principios de prudencia, seguridad y rigor", y sigue recabando la colaboración de la ciudadanía, desde "la persuasión de que la responsabilidad individual constituye una garantía de primer orden para evitar la expansión del contagio".

En el decreto, el Lehendakari subraya que la evolución epidémica muestra en Euskadi una "mejora sostenida" y los datos actuales han permitido transitar de una situación de emergencia sanitaria a un "estadio de vigilancia sanitaria". "En este momento, la prioridad es la detección precoz y el aislamiento eficaz e inmediato de casos positivos, así como la identificación de contactos", añade.

Por último, recuerda que el tránsito a la fase 3 deberá de evaluarse en menos de quince días y es fundamental por ello, "asentar y consolidar con seguridad los progresos logrados en los dos últimos meses".

Para leer más