El Gobierno del PP defiende que el currículo básico de Educación Primaria respeta las competencias autonómicas

Actualizado 30/05/2014 17:31:14 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del PP defiende que el real decreto que establece el currículo básico de Educación Primaria respeta las competencias autonómicas y rechaza, de esta forma, un requerimiento de incompetencia formulado por el Ejecutivo vasco.

El Consejo de Ministros ha contestado este viernes al requerimiento presentado por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, que entiende que algunos preceptos del Real Decreto sí exceden de la competencia estatal en materia educativa y no respeta los fundamentos esenciales del reparto competencial.

El Gobierno de Mariano Rajoy, por el contrario, rechaza el requerimiento en defensa de las competencias del Estado en materia educativa, que, según subraya, derivan esencialmente de lo dispuesto en la Constitución Española y en sentencias del Tribunal Constitucional.

Según explica, el debate gira fundamentalmente en torno a tres cuestiones, el currículo básico, las evaluaciones y las lenguas oficiales en la enseñanza. Sobre el currículo básico, señala que se garantiza una mínima carga lectiva y contenidos mínimos en aquellas materias que deben ser comunes a todos los alumnos, en el bloque de asignaturas troncales.

Además, defiende que el bloque de asignaturas específicas permite una mayor autonomía a la hora de fijar horarios y contenidos, así como para conformar su oferta; mientras, el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica supone el mayor nivel de autonomía para las administraciones educativas y centros.

Según argumenta, el sistema es más flexible porque permite ajustar la oferta formativa a la demanda y favorece la especialización de los centros en función de los itinerarios ofrecidos.

En cuanto a las evaluaciones, argumenta que los estándares de aprendizaje evaluables no hacen sino concretar lo que el alumno debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura. Por tanto, considera que son elementos indispensables para establecer las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y deben ser comunes a todo el territorio.

De esta forma, apunta que las comunidades autónomas participarán en las evaluaciones finales de etapa y en Educación Primaria sólo se reserva al Gobierno central establecer los criterios de evaluación y las características generales de las pruebas, para asegurar unas evaluaciones comunes a todo el territorio.

CASTELLANO Y LENGUAS COOFICIALES, TRATAMIENTO PARITARIO

Por último, respecto a las lenguas oficiales en la enseñanza, recuerda que la asignatura Lengua Cooficial y Literatura se sitúa en el bloque de libre configuración autonómica, "precisamente para que las comunidades autónomas puedan regular todo su currículo, cuestión en la que el Estado no se inmiscuye".

El Gobierno pretende, según explica, que el castellano y las demás lenguas cooficiales reciban un tratamiento paritario en la enseñanza, pero permitiendo a las comunidades autónomas el establecimiento del currículo completo de las asignaturas de Lengua Cooficial y Literatura.