Publicado 23/06/2020 12:19:16 +02:00CET

Gobierno vasco destina 66 millones a financiar programas de vivienda que incluye planes para los afectados

BILBAO, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Vasco destinará 66 millones a financiar programas de vivienda para financiar programas de ayudas al alquiler social y a la rehabilitación de viviendas en 2020 que incluye medidas para los afectados por la pandemia del coronavirus, según ha anunciado el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka.

El Consejo de Gobierno, celebrado este martes, ha aprobado varios programas de ayudas en el marco del 'Plan de Choque para responder al impacto de la crisis económica y del empleo derivada de la Covid-19.

En este contexto, el Ejecutivo ha dado luz verde a cuatro programas relacionados con la vivienda a los que se destina un total de 66 millones de euros, entre los que se incluyen "planes de apoyo a quienes peor lo están pasando" con la crisis de la pandemia.

De esta forma, se invertirán 19,3 millones al Programa Gaztelagun de ayudas a personas jóvenes para el pago del alquiler de vivienda en el mercado libre. También se ha autorizado destinar 12 millones de euros al Programa de Apoyo al Arrendamiento Protegido, y otros tantos millones para el Programa de Apoyo al pago de créditos para quienes promuevan viviendas de alquiler protegido y rehabilitaciones para mejorar la accesibilidad o movilizar vivienda deshabitada.

Además, en el Programa para Impulsar la Rehabilitación de edificios residenciales y viviendas para mejoras estructurales, de accesibilidad y de eficiencia energética, se investirán 20,4 millones de euros en subvenciones, con los que se estima que se movilizarán más de 400 millones de euros en inversiones privadas en empresas del sector de la construcción.

En concreto, de estos 20,4 millones de euros en subvenciones, 6,4 millones se abonarán en este ejercicio y 14 millones en 2021. El programa Gaztelagun de ayudas a personas jóvenes para el pago del
alquiler de vivienda en el mercado libre, absorberá 19,3 millones en
subvenciones concedidas en 2020 y a abonar durante los 3 años de
vigencia de la ayuda si se mantienen las condiciones en dicho periodo.

Asimismo, los 12 millones para la promoción del arrendamiento protegido se emplearán en el fomento de operaciones de nueva promoción o mediante rehabilitación de viviendas preexistentes previa su adquisición, de viviendas en alquiler asequible por parte de promotores públicos y privados, así como a la promoción de alojamientos dotaciones (ADAs).

El Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda espera también iniciar con importantes ayudas públicas la nueva política de fomento de iniciativas de cohousing o viviendas colaborativas por parte de asociaciones sin ánimo de lucro y cooperativas de cesión de uso.

Un total de 14,1 millones se asignarán para subsidiar los puntos de interés de los créditos que concedan las entidades financieras a promotores públicos y privados, a hogares y comunidades de personas propietarias y a asociaciones sin ánimo de lucro y cooperativas en cesión de uso, para la promoción de viviendas de alquiler protegido y rehabilitación (accesibilidad y movilización vivienda deshabitada mediante rehabilitación estructural previa) a través del Convenio Financiero 2020 y del instrumento financiero Especial de rehabilitación 2020-2023.

OTRAS AYUDAS

Además, Josu Erkoreka ha anunciado que el Consejo de Gobierno ha autorizado el gasto de 3,2 millones de euros para ayudar a las empresas de Economía Social. El objetivo es favorecer el emprendimiento de nuevas cooperativas, su promoción territorial planificada, consolidar las empresas que ya existen y están pasando dificultades, y ofrecer asistencia técnica específica para superar la crisis económica.

De esta forma, ha explicado que han reforzado y adaptado este programa a la situación de crisis económica derivada de la Covid-19. Las empresas de Economía Social que ya reciben ayudas del Gobierno y que se están viendo afectadas por esta crisis, recibirán nuevas subvenciones de capital para fortalecer la estructura financiera.

Además, se han incorporado dos nuevas líneas de asesoramiento sobre las especificidades de esta crisis. "Queremos ayudar a las empresas de Economía Social a elaborar diagnósticos especializados para mejorar la situación competitiva", ha aseverado Erkoreka.

Según ha explicado, en los momentos de crisis surgen también situaciones de oportunidad, y este programa incluye una línea de apoyo para que las empresas en dificultades puedan convertirse en sociedades cooperativas.

Asimismo, el Ejecutivo vasco ha aprobado un gasto de 3,2 millones de euros para financiar acciones formativas estratégicas en las empresas vascas, con el propósito de mejorar las competencias y cualificaciones de los trabajadores.

"Queremos que las empresas pongan en marcha acciones formativas estratégicas vinculadas al proyecto de la empresa. Como consecuencia de la Covid-19, hemos decidido ampliar el plazo de los programas de formación", ha añadido, para precisar que se podrán programar hasta el 30 de junio del próximo años.

En total, esperan que se pongan en marcha unos 250 programas de formación. "Es importante la adaptación de las personas trabajadoras y de las empresas a las nuevas realidades. Para ello, es fundamental el mantenimiento de la capacitación profesional de las personas trabajadoras en supuestos de cambios y mutaciones de los procesos productivos", ha concluido.

Contador

Para leer más