Publicado 09/05/2014 21:11CET

Gobierno vasco reitera sus recomendaciones para evitar complicaciones por la presencia de anisakis en la anchoa

Detecta varios casos de infecciones leves por anisakis en Gipuzkoa y Bizkaia

BILBAO, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de Salud Pública del Departamento de Salud del Gobierno vasco ha reiterado ante la población una serie de precauciones para evitar posibles complicaciones la detección de la presencia de anisakis en las capturas de anchoa en un porcentaje muy importante, por lo que ha recomendado vender y adquirir los pescados preferentemente eviscerados y, en su defecto, eliminar las vísceras lo antes posible.

También ha aconsejado preparar y consumir el pescado de forma que se alcance la temperatura de 60ºC en el interior de la pieza o someterlo previamente a un proceso de congelación. El tratamiento a más de 60 °C durante 10 minutos destruye el parásito y la congelación a -20 °C durante 24 horas lo inactiva.

Respecto a las opciones de preparación culinaria, recomienda para la preparación en el horno, a la brasa o a la plancha, abrir el pescado para garantizar que se alcanza la temperatura de 60ºC en el interior de la pieza. En ningún caso se debe de consumir crudo o marinado.

CASOS

Asimismo, el Departamento de Salud del Gobierno vasco ha informado de que se han detectado varios casos compatibles con Anisakiosis en Bizkaia y en Gipuzkoa. Los casos detectados no revierten gravedad y la mayoría de las personas afectadas han sido dadas de alta en el mismo día, ya que se trataban de infecciones leves.

Todos los casos registrados han sido causa de un consumo de anchoa con una preparación incorrecta, por lo que desde la Dirección de Salud Pública del Gobierno vasco se ha insistido en la recomendaciones hechas públicas y se ha aconsejado evitar el consumo de anchos marinadas no congeladas con anterioridad a su preparación.

Asimismo, ha recordado que el anisakis es un contaminante natural y habitual de pescados marinos y cefalópodos, que generalmente se encuentra en las vísceras y que con una preparación y un tratamiento culinario adecuado, se evita el riesgo de Anisakiosis.

El Departamento de Salud seguirá manteniendo una vigilancia permanente tanto en los centros sanitarios, como en los mercados de abastos, como en los establecimientos de restauración colectiva, para verificar que se continúan tomando las medidas adecuadas y evitar así riesgos para las personas consumidoras.