Los Gobiernos central y vasco firman el traspaso del tramo de la AP-68 que discurre por Euskadi

Los gobiernos central y vasco firman el traspaso del tramo de la AP-68 que discurre por Euskadi
IREKIA
Publicado 16/04/2019 18:16:14CET

VITORIA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos central y vasco han firmado este martes el traspaso de las competencias sobre la autopista AP-68 a su paso por Euskadi, una medida con la que las instituciones vascas, tal y como se recoge en el Estatuto de Gernika de 1979, pasan a ser titulares del cien por cien de la red de carreteras que discurren por la comunidad autónoma.

Con este traspaso, que se produce tras un acuerdo similar sobre la AP-1 alcanzado en noviembre, se completa un proceso que comenzó en 1980, de manera que el País Vasco asume la competencia de todas las carreteras de su territorio.

Desde el Gobierno central se ha destacado, a través de un comunicado, que hasta el acuerdo sobre la AP-1, el último traspaso de carreteras a Euskadi se había producido en 1999, cuando el Gobierno del PP presidido por José María Aznar traspasó la AP-8, "con la misma base jurídica y competencial" que la empleada en esta transferencia.

El Ejecutivo español ha destacado que este traspaso "da cumplimiento" al reconocimiento de un título competencial recogido en el Estatuto vasco y en la disposición adicional primera de la Constitución, tal y como ha sido interpretado por doctrina del Tribunal Constitucional.

"LEALTAD Y COLABORACIÓN"

El acuerdo responde a la voluntad del Gobierno central de "dar cumplimiento al marco estatutario, a través de unas conversaciones que, con todas las comunidades autónomas, deben estar presididas por la lealtad y la colaboración". El Ejecutivo autonómico, por su parte, considera que este pacto es un paso "positivo" para seguir avanzando en el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika.

La firma de este traspaso se ha producido en el seno de la Comisión Mixta de Transferencias, a través de una videoconferencia entre una delegación del Gobierno Vasco, reunida en Vitoria-Gasteiz, y una representación del Ejecutivo español, que se encontraba en Madrid.

En cuanto se haga efectivo el traspaso, el Gobierno Vasco se hará cargo de la titularidad, funciones y servicios de esta la AP-68 desde el punto kilométrico 0, en Bilbao, hasta el punto kilométrico 77,5, en el límite entre Álava y Burgos, según ha recordado el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

El Gobierno Vasco asumirá la posición del Estado, hasta 2026, en el contrato de concesión administrativa de la autopista a la empresa Abertis.

Con este traspaso queda completado el mapa vasco de carreteras que pasa a ser 100% de titularidad de las instituciones vascas. Según el acuerdo, el Ejecutivo autonómico descontará anualmente de la suma que aporta al Gobierno central una cantidad aproximada de dos millones de euros, es decir, el 6,24% de los algo más de 31 millones de euros que el Gobierno español presupuesta anualmente para financiar las autopistas del Estado.

Una vez recibida la transferencia de la AP-68, el Gobierno Vasco comenzará las gestiones para traspasarla a las diputaciones forales de Álava y Bizkaia, puesto que en Euskadi los Territorios Históricos son titulares de la competencia de carreteras, según el artículo 10.34 del Estatuto de Gernika y la Disposición Adicional Primera de la Constitución (Derecho Histórico).

El Gobierno Vasco considera que este acuerdo es un paso "positivo" para seguir avanzando en el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika.

"VIABILIDAD"

El Ejecutivo autonómico ha destacado que este nuevo acuerdo pone de manifiesto "la viabilidad del cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika a través de la vía del diálogo y la negociación". El acuerdo --ha añadido-- "reconoce y refuerza el modelo histórico de relación pactada y bilateral del Concierto Económico".

El Gobierno Vasco espera que este acuerdo sea "el preludio" de nuevos pactos. Además, ha indicado que junto al Ejecutivo central trabaja para tratar de acordar el traspaso de otras competencias reconocidas en el Estatuto pero que aún están en manos de la Administración central, como las prestaciones sanitarias del seguro escolar, las funciones ejecutivas de la legislación del Estado en materia de productos farmacéuticos, y la gestión de las ayudas especiales previas a la jubilación de personas que afectadas por Expedientes de Regulación de Empleo.

La delegación de la Administración General del Estado que ha participado en la reunión de este martes ha estado presidida por el secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor. La representación del Ejecutivo vasco ha contado con la participación, entre otros consejeros, del responsable del Departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka.

Contador