Itxaso se reúne con familias dispuestas a acoger a refugiados

Actualizado 03/10/2015 14:24:57 CET
Itxaso se reúne con familias voluntarias.
Foto: DIPUTACIÓN

Insta a Europa y al Estado español a "agilizar" los procedimientos para determinar el número de personas y los lugares de acogida

   SAN SEBASTIÁN, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El primer teniente de diputado general de Gipuzkoa y diputado foral de Cultura y Coperación, Denis Itxaso, se ha reunido este sábado en San Sebastián con un centenar de familias guipuzcoanas dispuestas a acoger a personas refugiadas sirias.

   Itxaso les ha agradecido su colaboración y les explicado que su labor será "más de acompañamiento" y consistirá en ayudarles "entrámites que tengan que realizar y en integrarles en la vida cotidiana".

   Tras la reunión, que ha tenido lugar en el centro Koldo Mitxelena de San Sebastián, Itxaso, acompañado por el director foral de Cooperación, Fernando San Martin y los representante de CEAR en Euskadi, su presidente, Javier Galparsoro, así como Patricia Bárcena y Rosabel Argote de Alava, ha explicado a los medios que en el encuentro ha trasladado a estas familias los trabajos que se están llevando a cabo desde la Diputación sobre esta cuestión.

   Además, ha indicado que hasta el momento Gipuzkoa "dispone de más de 110 hogares que se han ofrecido a acoger refugiados, más las plazas disponibles en los albergues juveniles y la ayuda ofrecida por diversas entidades y asociaciones". "Todos estos recursos se han puesto a disposición del Gobierno Vasco", ha indicado.

   Itxaso ha apuntado que en las reuniones de coordinación entre Gobierno Vasco, Diputaciones forales, Cruz Roja, CEAR y Cáritas, se está trabajando "en organizar todo el dispositivo necesario para acoger y dar respuesta a las diversas necesidades socio-sanitarias de los refugiados".

   En este sentido, ha indicado que, "a la espera de que las Instituciones europeas y españolas decidan el número de refugiados que llegará a Euskadi y en concreto a Gipuzkoa, todo indica, no obstante, que los refugiados no se alojarán en viviendas de particulares, sino en viviendas y centros de las instituciones".

   Itxaso ha manifestado que la labor de las familias voluntarias será "más de acompañamiento" y consistirá en ayudar a las personas refugiadas "en los trámites que tengan que realizar y en integrarles en la vida cotidiana".

   En la primera fase de diagnóstico y de acogida se les prestará un servicio psicológico, de interpretación y traducción y asesoramiento legal y se les facilitará el acceso al ejercicio de derechos como empadronamiento, servicios sociales de base y escolarización de menores. Esta primera fase durará hasta los seis meses.

   La segunda fase de integración se iniciará cuando estas personas salgan del dispositivo de acogida y requieran recibir apoyo de acompañamiento destinado a promover su autonomía e independencia. Esta fase durará hasta los 12 meses. En la tercera fase de autonomía se prestará asistencia o apoyo eventual o esporádico. Esta fase durará hasta los 18 meses.

   Itxaso ha puntualizado que en los casos de especial vulnerabilidad como menores, menores no acompañados, personas con discapacidad, personas mayores, mujeres embarazadas, familias monoparentales con menores, personas que hayan sido torturadas, violadas o hayan sufrido formas graves de violencia o sean víctimas de trata de seres humanos los plazos "serán algo más amplios".

   CEAR se ocupará en todos los casos de realizar actuaciones encaminadas a su integración social y laboral y las instituciones por su parte, reforzarán sus servicios de atención especializada y articularán y coordinarán los dispositivos educativos, de salud, de formación y empleo.

"AGILIZAR"

   El diputado foral ha instado a Europa y al Estado español a "agilizar  los procedimientos para determinar el número de personas y los lugares de acogida". A su juicio, "el conocimiento de esos datos resulta imprescindible para que el Gobierno Vasco y las diputaciones puedan realizar una planificación eficaz que haga posible una acogida ordenada de los refugiados". En este sentido, ha lamentado "el tiempo que está pasando sin que Europa tome ninguna decisión".

   "Mientras las instituciones europeas deliberan las familias van a buscar sus propias salidas de forma desordenada y con resultados que pueden llegar a ser dramáticas. Queremos que los refugiados lleguen a Euskadi y a Gipuzkoa, pero deben agilizarse los trámites para evitar males mayores", ha insistido.

   Además, ha advertido de que "si no actúa a tiempo, el reguero desordenado de refugiados buscándose una vida mejor, será cada vez más difícil de gestionar".

   Finalmente, ha opinado que "la implicación de Europa no debe limitarse a tratar de paliar los efectos de la guerra, sino en buscar las vías para solucionar el conflicto de origen".

   "Es imprescindible no perder de vista quienes son los responsables de la vulneración de los derechos humanos y el sufrimiento del pueblo sirio y que las soluciones para la región no pueden venir de la mano de quienes desprecian la vida humana y han mostrado su capacidad para llevar a ese país a la miseria y a la destrucción", ha finalizado.