Actualizado 24/07/2009 17:08 CET

Jaizkibel Bizirik pide a Buen que estudie los casos de A Coruña y Gijón para paralizar el puerto exterior de Pasaia

SAN SEBASTIÁN, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La asociación ecologista Jaizkibel Bizirik pidió hoy al presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia, Miguel Buen, que "aprenda de los desastres económicos" de los puertos exteriores en construcción de A Coruña y Gijón, "inmersos en una situación de bancarrota y con la posible retirada de financiación europea", para paralizar la tramitación del proyecto del puerto exterior de Pasaia.

En un comunicado, la organización informó de que las obras de los puertos exteriores de A Coruña y Gijón "han puesto en la bancarrota las respectivas Autoridades Portuarias", ya que "los costes de su construcción se han disparado en Gijón en un 50 por ciento sobre las previsiones y en A Coruña, un 30 por ciento".

En este sentido, y según anunció el ministro el Fomento, José Blanco, el desfase presupuestario supone 240 millones de euros en el caso de A Coruña y 375 millones en el de Gijón, debido a "las dificultades de las obras por los embates del mar, el encarecimiento de los materiales de cantera y la dificultad de obtención de fondos mediante la venta de terrenos del puerto desalojado".

Asimismo, la organización ecologista detalló que "incluso" el presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe, aseguró que la situación de ambos puertos es "derivada de su política expansiva" y pidió regresar a "una gestión austera, como la que había antes y que consistía en no hacer nada que no se pudiera pagar".

Además, según afirmó Jaizkibel Bizirik, la situación de ambos puertos "ha llegado al extremo" debido a que "la Unión Europea se está planteando retirar la financiación aportada, además de no efectuar ninguna aportación más por las irregularidades administrativas en la tramitación".

Para Jaizkibel Bizirik, el "caos económico" en la construcción del puerto exterior de Pasaia "resulta fácilmente previsible" en vista a los casos de A Coruña y Gijón, ya que "el proyecto que se plantea para Jaizkibel es de mucho mayor envergadura y dificultades técnicas, además de por desarrollarse afectando a una zona natural protegida".

Por ello, instó a Buen a "rendirse a la evidencia, escuchar lo que dice su Presidente de Puertos del Estado, leer lo que concluyen todos los estudios realizados, paralice la tramitación ambiental y abandone este destructivo y ruinoso proyecto".

A su juicio, el "empecinamiento y la proverbial cabezonería baturra" son instrumentos "peligrosos cuando se juega con el dinero de los ciudadanos y una naturaleza amenazada".