Jáuregui pide que el PNV se integre en el futuro Gobierno de PSOE y Podemos, y asuma un Ministerio

Publicado 19/11/2019 13:00:22CET
Ramón Jáuregui, diputado del PSOE en el Congreso
Ramón Jáuregui, diputado del PSOE en el Congreso - EUROPA PRESS - Archivo

Cree que los jeltzales lo rechazarán, pero deben explicar a los vascos que "no quieren dirigir, por ejemplo, la política industrial de España"

BILBAO, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exministro del PSOE y vicelehendakari del Gobierno Vasco, Ramón Jáuregui, ha pedido que el PNV se integre en el futuro Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, y asuma un Ministerio, porque aumentaría "las posibilidades de éxito" de ese Ejecutivo. Aunque cree que los jeltzales lo rechazarán, ha dicho que deberán explicar a los vascos por qué "no quieren dirigir, por ejemplo, la política industrial de España".

En un artículo publicado este martes en El Correo y El Diario Vasco, recogido por Europa Press, Jáuregui ha señalado que, quizás hubiera sido "prudente" dirigirse a Pablo Casado "para evitar el reproche" de que Pedro Sánchez no ha intentado hablar con el PP, pero ha considerado que "el resultado estaba cantado".

Por eso, cree que Sánchez "ha querido rectificar de una manera rápida y contundente, y ha forjado la única coalición posible como base del Gobierno". "No podía volver a fallar y ha iniciado el único camino posible", ha manifestado en su artículo de opinión.

"El PNV estará ahí, sí o sí, entre las fuerzas que darán mayoría a esa coalición. La pregunta que surge es: ¿por qué no dentro del Ejecutivo?", ha preguntado, para remarcar que un exdirigente nacionalista le decía, solo un día después del 10N, que el PNV estuvo a punto de participar en el Gobierno de España en 1993.

Tras señalar que entonces Felipe González ganó "más que nunca", ha recordado que se puso sobre la mesa la entrada en el Ejecutivo de jeltzales y CiU. Para el PNV, se barajó que ostentara la cartera de Industria y los nacionalistas catalanes la de Comercio Internacional. "Hubo en el seno del PNV una larga discusión y, finalmente, rechazó el ofrecimiento", ha subrayado. La reacción de los jeltzales provocó también la negativa a su vez de CiU.

A su juicio, en la actualidad, "hay buenas razones para defender que el Gobierno de la coalición anunciado integre al PNV". "En primer lugar, la incorporación de los jeltzales a la coalición añade un elemento de moderación y pragmatismo que favorece su imagen exterior y su percepción social", ha manifestado.

Ramón Jáuregui ha afirmado que "no serán pocos los interlocutores en el ámbito económico industrial y en los mercados financieros que evaluarán positivamente la presencia de un representante del PNV en el Gobierno de España". "No olvidemos, además, que el partido de Andoni Ortuzar está gobernando con los socialistas vascos, y esa coalición está resultando ganadora en todas las consultas electorales de este año", ha defendido.

En segundo lugar, cree que la incorporación del PNV le "compromete a mucho más y mucho mejor en la estabilidad de ese Gobierno". "No es lo mismo presionar desde fuera, que asumir desde dentro del Ejecutivo los límites y las contradicciones de la acción gubernamental", ha aseverado.

MUCHOS PARTIDOS LOCALES

Jáuregui ha destacado también que el PNV "viene influyendo en los gobiernos de España desde el comienzo de la democracia hasta hoy". "Puede seguir haciéndolo desde fuera, pero esta vez hay muchos partidos locales tocando la campana de su tierra", ha avisado.

En este sentido, ha apuntado que "la formación del primer gabinete de coalición en España, en estas circunstancias y con tan variada influencia local, es una buena ocasión para que se plantee esa relación". "La colaboración será mucho más eficaz y mucho más reglada si los peneuvistas asumen una cartera ministerial", ha reiterado.

A su entender, los jeltzales en el Gobierno de España aportaría "un elemento muy significativo en la política española", al ser un partido "que respeta el marco institucional, mucho más en los últimos años", y que ha mediado en los momentos más difíciles del 'procés'.

De esta forma, ha subrayado que se situaría en el Ejecutivo "ofreciendo a los catalanes un modelo de diálogo y participación institucional en las antípodas del unilateralismo radical". "Es la otra manera de ver la utilidad y eficacia del otro nacionalismo.

A su vez, "el ejercicio de deslegitimación de las instituciones españolas, que pretenden una y otra vez los dirigentes catalanes, sufre una severa derrota con la presencia del nacionalismo vasco en el Gobierno de España", manifiesta el político socialista.

DESVENTAJAS

También ha reconocido "las desventajas de la operación" porque "tres son multitud y objetivamente la negociación interna se complica". "Pero también ofrece la ventaja de poder descargar responsabilidades. Sin duda, el mayor riesgo vendrá de nuestras diferencias ante el conflicto catalán, pero también aquí el presidente y el PSOE deberán fijar con claridad la posición mayoritaria del Gobierno y dejar a los partidos la discrepancia, salvando así la unidad gubernamental", ha puntualizado.

El histórico dirigente del PSOE ha reconocido que "no es lo mejor para un Ejecutivo, pero no hay nada perfecto en las coaliciones". En todo caso, cree que este este debate "es pertinente en las actuales circunstancias" porque la coalición PSOE-Unidas Podemos "era inevitable".

"Lo es hoy y lo era ayer. Puede gustar más o menos, puede asustar a algunos, puede resultar compleja de gestionar con tantos partidos locales. Ni siquiera sabemos si prosperará ante la necesidad de la atención de Esquerra Republicana, pero sabemos de sobra que la derecha no va ayudar y no podíamos vernos fracasar", ha manifestado.

Ramón Jáuregui ha reiterado que, "en estas condiciones, ampliar la coalición al PNV sería inteligente y daría un giro importante a la formación del Gobierno de España y a sus posibilidades de éxito".

"No es fácil, lo sé. Probablemente, serán los jeltzales los primeros en rechazar esta hipótesis, pero me gustaría que lo decidieron ellos. Primero, para saber a qué juegan y cuáles son los límites reales de su colaboración, pero también, y en último término, ellos mismos tendrán que explicar a su electorado, y al conjunto del País Vasco, que no quieren dirigir, por ejemplo, la política industrial de España, pudiendo hacerlo", ha concluido.

Contador

Para leer más