Más de medio millar de personas se concentran en San Sebastián en repulsa por la muerte del joven víctima de una pelea

Decenas de personas se concentran este lunes en respulsa por la muerte de un joven gravemente herido en una pelea
EUROPA PRESS
Publicado 29/04/2019 19:46:37CET

La madre del menor dice que no está "en esa línea de buscar odio" y cree que "el hecho de insultar lo que genera es más guerra"

SAN SEBASTIÁN, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de medio millar de personas han tomado parte este lunes en la concentración convocada por el Ayuntamiento de San Sebastián en repulsa de la muerte de un joven de 17 años que resultó herido de gravedad en una pelea el pasado viernes y que falleció este pasado domingo.

La concentración, convocada por unanimidad por la Corporación municipal, ha tenido lugar en el Alderdi Eder donostiarra a las seis de la tarde y ha estado encabezada por el alcalde, Eneko Goia, y los portavoces de los grupos municipales. En la misma también han tomado parte la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejería, y la de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, así como la diputada foral Marisol Garmendia, entre otros.

A la muestra de repulsa, en la que se han guardado unos minutos de silencio que han concluido con un aplauso, también se ha sumado el hermano de la víctima, no así la madre, que se ha reunido a las cinco de la tarde con el regidor donostiarra, pero ha preferido no acudir a ninguna de las dos concentraciones convocadas para esta tarde.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, en declaraciones a los periodistas tras la concentración, ha alabado la "enorme generosidad" de la madre del menor fallecido. A su juicio, "ha hecho un esfuerzo y ha lanzado un mensaje frente al odio que creo que en estos momentos es muy necesario".

"Precisamente por eso, pongo en valor el testimonio de una madre que ha tenido una pérdida como ésta y que lanza ese mensaje en positivo a que no nos fijemos en determinadas cosas, sino en los comportamientos y en por qué se producen esos comportamientos y hagamos una reflexión como sociedad", ha manifestado.

De este modo, Goia ha insistido en la importancia de "poner el foco es en los comportamientos y en lo inaceptable de que se produzcan esos comportamientos y no utilizar esto para tratar de propagar otra serie de mensajes que creo que no deben tener lugar entre nosotros".

MENSAJE CONTRA EL "ODIO"

Por otro lado, en declaraciones a los medios de comunicación, la madre del menor, Fátima Hacine-Bacha García, ha considerado que, tras la muerte de su hijo, "los que han realizado este horror, esta masacre, tienen que tener unas consecuencias", pero ha rechazado los mensajes de odio que se han difundido a través de las redes sociales a raíz de lo sucedido el pasado viernes en la capital guipuzcoana.

A su entender, "tampoco nos sirve de mucho estar apuntando e insultando". "Yo entiendo la rabia que tiene la gente y comprendo porque, al final, somos seres humanos emocionales y a veces nos sentimos impotentes y es una manera también de expresar esto y también lo respeto", ha asegurado Hacine-Bacha García, quien, no obstante, ha incidido en que "tampoco es la forma".

"Podemos hacer entre todos un cambio, que yo no quiero que sea este impacto social para que luego en una semana nos olvidemos y ya está", ha destacado, al tiempo que ha relatado que su hijo Santi tenía "amigos en todo el mundo marroquíes, argelinos". "Hemos ido durante años a un orfanato a Marruecos y tiene una conciencia social al igual que su hermano, que es lo que le hemos inculcado tanto el padre como yo y la familia", ha resaltado.

De esta manera, ha subrayado que no están "en esa línea de buscar culpables y odio", sino de lograr "una solución real" para que "esta gente cuando salga de la cárcel no vuelva a entrar y salir, y que no se normalice el que estén fuera o el que estén dentro, sino que haya una reinserción social saludable para que no ocurra más".

Tras incidir en que "el hecho de insultar, faltar al respeto, lo que genera es más guerra y la guerra llama a la guerra", Hacine-Bacha García ha abogado por que tanto la sociedad como la clase política actúen. En ese sentido, ha considerado que "hay que pensar en cambiar la educación, los valores, que es verdad que los chavales lo tienen difícil, hay una pérdida de valores muy fuerte y además con las redes también".

Asimismo, ha señalado que "hay personas que vienen de fuera que no tienen nada que perder y que tampoco han tenido esta educación que hemos tenido aquí", al tiempo que ha afirmado que "uno no puede dar lo que no tiene, si no han tenido ese cariño, esa educación. Si no tienen un horizonte, unos estudios, un trabajo, es complicado".

"Tienen ese odio también porque de alguna manera se comparan y ven que otros chavales sí que tienen y ahí es cuando las peleas son tan radicales y tan extremas. Antes los chavales se peleaban y ya está, y se iban con una hinchazón en la cara y punto, pero ahora es extremo porque ellos también han vivido esa extremidad y no han recibido lo que hemos recibido aquí", ha concluido.

La Ertzaintza está investigando los hechos y el Juzgado de Instrucción de San Sebastián está tomando declaración a los siete detenidos por los hechos, todos ellos varones de entre 18 y 25 años. Los funerales por el joven tendrán lugar en el barrio donostiarra de Gros, ciudad en la que residía tras pasar una temporada con su padre en una localidad de Cantabria.

Contador

Para leer más