Publicado 05/03/2021 11:55CET

Las mujeres vascas asumen el 67,2% de cuidados y tareas del hogar, porcentaje que duplica al 32,8% de los hombres

Archivo - Una mujer cuidadora atiende a un anciano
Archivo - Una mujer cuidadora atiende a un anciano - CRUZ ROJA - Archivo

El 18,1% de mujeres ocupadas está "muy insatisfecha" con la colaboración que ofrece su pareja en las tareas domésticas, frente al 4,3% de hombres

BILBAO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres vascas asumen el 67,2% de los cuidados y tareas del hogar, porcentaje que duplica al de los hombres en relación al total del trabajo doméstico no remunerado, el 32,8%, y supone medio punto más que en 2013. Además, el 18,1% de las mujeres ocupadas está "muy insatisfecha" con la colaboración que ofrece su cónyuge o pareja en la realización de las tareas domésticas, porcentaje que en el caso de los hombres se reduce al 4,3%, según datos de Eustat.

Enmarcado en el Día Internacional de las Mujeres, que se celebra el próximo 8 de marzo, Eustat ha recogido información estadística relevante desde una perspectiva de género en el ámbito del trabajo doméstico, mercado laboral y formación académica, con el objetivo de difundir conocimiento estadístico en el área de la igualdad entre mujeres y hombres.

Según los datos elaborados por Eustat, publicados en su Apartado de Igualdad de mujeres y hombres, en la Comunidad Autónoma Vasca el trabajo doméstico es fundamentalmente femenino, duplicando en 2018 el porcentaje que asumen los hombres en relación al total del trabajo doméstico no remunerado.

Dentro del propio hogar, el 67,2 % del trabajo doméstico lo realizan las mujeres frente al 32,8% de los hombres. Además, con respecto al anterior periodo estudiado, este porcentaje ha aumentado ligeramente, ya que en 2013 era de 66,7%.

Por funciones, las mujeres asumen el 65% de las tareas de educación y cuidados de niños, personas mayores y enfermas, y, en el caso de las tareas del hogar, el 83% de las actividades relacionadas con la ropa (comprar, lavar o planchar), el 69% con la comida (planificar, comprar, cocinar y fregar) y el 62% con la casa (compra, alquiler, limpiar, amueblar, mantener y reparar).

Si se analiza el reparto de las tareas domésticas entre los ocupados y ocupadas de Euskadi también resulta desigual, ya que las mujeres ocupadas dedican más tiempo a los cuidados de menores, personas dependientes y tareas del hogar que los hombres ocupados.

En relación al reparto de las tareas del hogar, nueve de cada diez hombres -el 89%- dedican dos o menos horas, mientras que casi tres de cada diez mujeres -el 27,5%- emplean tres o más en 2019.

Asimismo, en el tiempo diario dedicado al cuidado de hijos y personas dependientes, se mantienen también las diferencias entre el tiempo empleado por hombres y por mujeres.

Así, las mujeres que trabajan fuera de casa y tienen hijos menores de 15 años destinan de media 1,4 horas más al día al cuidado de ellos que los hombres que se encuentran en la misma situación (4,7 y 3,3 horas, respectivamente).

Además, mientras el 50,6% de las mujeres destina cinco o más horas al día al cuidado de sus menores, en el caso de los hombres el porcentaje se queda en el 24,6%, en tanto que el 42% colabora con dos o menos horas en el cuidado de sus hijos.

De la misma manera, las mujeres ocupadas dedican al cuidado de las personas dependientes a su cargo, de media, casi una hora más al día que los hombres (2,3 y 1,5 horas, respectivamente).

Precisamente, este desigual reparto del trabajo doméstico motiva que el 18,1% de las mujeres ocupadas esté "muy insatisfecha" con la colaboración que ofrece su cónyuge o pareja en la realización de las tareas domésticas, porcentaje que se reduce al 4,3% en los hombres.

En contraposición, un porcentaje elevado de hombres ocupados está "muy satisfecho" con la participación de su pareja (74,8%), mientras que las mujeres "muy satisfechas" son el 44,6%. El porcentaje de hombres que declara estar muy satisfecho con el tiempo que dedica a las labores de hogar (47,8%) es similar al de las mujeres (45,7%).

Por otro lado, Eustat señala que el trabajo doméstico no remunerado realizado por las mujeres supondría el 18,6% del PIB, doblando el peso económico realizado por los hombres, que se sitúa en el 9,1%.

MUJER Y MERCADO LABORAL

En cuanto al mercado laboral, del total de mujeres que trabajan lo hacen en jornada continua el 60,5%, mientras que en el caso de los hombres el porcentaje es el 50,3%.

Además, de entre las mujeres, un 17,1% trabaja siempre el fin de semana, mientras que del total de hombres, el porcentaje que lo hace en jornada laboral nocturna es del 16,6%, mientras que en las mujeres es del 9,8%.

Por sectores, destaca que es la mujer mayoritariamente la que educa fuera del hogar y la que está principalmente empleada en actividades relacionadas con los cuidados. En 2020, en el sector de educación hay un total de 49.414 mujeres empleadas frente a 23.785 hombres y en el sector sanitario y de servicios sociales, 22.363 hombres frente a 73.848 mujeres.

Mientras, sectores como la industria son "claramente masculinos". Así, en la industria manufacturera hay 138.529 hombres empleados frente a 36.203 mujeres.

Además, la proporción de mujeres en cargos directivos, el 34,23% en el año 2019 es muy inferior a la de los hombres. En este sentido, desde Eustat han destacado que, precisamente, uno de los objetivos de la Agenda 2030 es lograr la igualdad de género y asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

FORMACIÓN ACADÉMICA

Si se comparan las generaciones más jóvenes con las más mayores, en las generaciones más jóvenes hay más mujeres universitarias y en las de mayores de 65 años son más los hombres.

Del mismo modo, en las generaciones mayores, de 65 años en adelante, aquellas personas con bajos niveles de estudios, es decir sin título o primarios, son sobre todo mujeres. En la Universidad, el 56% son mujeres estudiantes.

Si bien en el curso 2018-2019 de las mujeres que estudia un grado científico, la gran mayoría, el 75,49%, lo hace en grados de Salud y servicios sociales, un 28,94% cursa grados relacionados con la Mecánica, Electrónica y otra formación técnica, Industria y Construcción y un 16,76% en Tecnologías de la Información y las comunicaciones. En grados de Ciencias naturales, Químicas, Físicas y Matemáticas las mujeres representan el 49,70% del alumnado.

En bachiller hay la misma proporción entre chicos y chicas, pero hay mayor presencia de mujeres en todas las opciones salvo en Ciencias, un 48%. Destaca el mayor número de matrículas de chicas en Artes y Humanidades, un 70%, seguido de Ciencias Sociales, con un 60%.

Por último, en Formación Profesional el 33% son chicas que optan principalmente por las ramas de Imagen personal, donde son el 90%; Textil, confección y piel y Servicios socioculturales y a la comunidad un 80%, en ambos casos; Sanidad el 75%; Administración y gestión el 60%; e Industrias alimentarias y Química con el mismo porcentaje, un 60%. En el resto de familias ofertadas el predominio es masculino, salvo en Comercio y Marketing, que hay paridadad.