Actualizado 28/02/2013 18:08 CET

Parlamento vasco insta al Ejecutivo central a pedir a Filipinas el indulto para Paco Larrañaga

VITORIA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento vasco ha instado al Gobierno central del PP a que solicite al Ejecutivo de Filipinas el indulto del vasco Paco Larrañaga, condenado a muerte en el citado país asiático, pena conmutada a cadena perpetua y que la Audiencia Nacional reconvirtió en 40 años de prisión que cumple en la cárcel Martutene, en San Sebastián.

Así lo recoge una enmienda de transacción a una iniciativa del PSE-EE, firmada finalmente por esta formación y por el PP, que ha obtenido el respaldo de todos los grupos de la Cámara de Vitoria.

La portavoz socialista en la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior, Idoia Mendia, ha recordado que la familia del guipuzcoano solicitó en junio de 2010 el indulto de las autoridades filipinas, "únicas competentes para concederlo" y, en su momento, el Gobierno central del PSOE mostró su apoyo a esta solicitud.

En el año 2004, el Tribunal Supremo filipino condenó a Larrañaga a pena de muerte y, tras las gestiones del Gobierno español, la pena le fue conmutada por la de cadena perpetua y posteriormente fue trasladado a España por el cumplimiento de su condena en octubre de 2009, al amparo del Tratado sobre traslado de personas condenadas, firmado entre Filipinas y España.

Dado que en España no existe la cadena perpetua, la Audiencia Nacional (AN) decidió reconvertir esta pena en una pena de 40 años de reclusión. Encarcelado en la prisión de Martutene, en Gipuzkoa, actualmente Larrañaga disfruta de un segundo grado que le permite salir durante el día a trabajar o estudiar.

Mendia ha expuesto que, una resolución del año 2006 del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas declara "injusto" el juicio en el que fue condenado Larrañaga y dice que se violaron sus derechos fundamentales.

El joven "siempre aseguró que estaba en Manila y no en Cebú, a unos 700 kilómetros, el día del crimen y ha denunciado que no se le dejó testificar en su defensa ni a él ni a una treintena de testigos".

En el debate, el representante de EH Bildu, Dani Maeztu, ha anunciado su voto a favor de la enmienda, aunque ha aprovechado para denunciar la "hipocresía" de PP y PSOE a la hora de defender el respeto de los Derechos Humanos, "según el ciudadano de que se trate" y ha criticado la política penitenciaria española, lo que ha provocado que la presidenta de la Cámara vasca, Bakartxo Tejeria, le llamara la atención para que se ciñera al caso de Larrañaga.

Por parte del PNV, Juan Carlos Ramírez-Escudero ha coincidido con Maeztu en considerar que el alejamiento de los presos es una "conculcación" de los Derechos Humanos, pero le ha señalado que "no hay que mezclar churras con merinas", y ha anunciado su voto favorable a la petición de indulto para Larrañaga.

En su turno de respuesta, Mendia ha lamentado que Maeztu le haya "tocado hacer este papelón". "Desde luego, no tengo ninguna duda sobre su trayectoria democrática, sobre su condena de todo lo que ha estado pasando en este país, pero me gustaría que este punto lo hubiera llevado otra persona en su grupo, con otra trayectoria histórica y otras mochilas a la espalda. Lo que más me duele es la utilización y salirse de la cuestión", ha agregado.

En este punto, Tejería ha instado a la parlamentaria socialista a "centrarse" en el tema de Larrañaga. A continuación, Arantza Quiroga ha destacado el acuerdo de toda la Cámara para pedir la libertad de Larrañaga y ha señalado a la presidenta de la Cámara que "si hubiera cortado antes la intervención de Maeztu, no se hubiera llegado a esto, porque en esta Cámara tenemos que respetar lo que se está debatiendo y el señor Maeztu ha venido a la Cámara a lanzar su mensaje. Desde UPyD, su parlamentario, Gorka Maneiro, ha anunciado su voto favorable al texto.