Peritos del caso Cabacas descartan "la voluntariedad en hacer blanco"

Recuerdo a Iñigo Cabacas con motivo del inicio del juicio (archivo)
Europa Press
Actualizado 07/11/2018 18:14:22 CET

Dicen que el ertzaina que disparó estaba a más de 25 metros y que la misión del material antidisturbios es "antitumultuaria"

BILBAO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Dos peritos de la Policía Nacional que realizaron el informe de balística durante la instrucción del caso de la muerte en abril de 2012 del aficionado del Athletic Club, Iñigo Cabacas, por un pelotazo de goma de la Ertzaintza, han descartado este miércoles "la voluntariedad en hacer blanco" y han considerado que el disparo fue "fortuito". Además, creen que el impacto que recibió la víctima es compatible tanto con "el tiro directo" como con el "rebote", y han rechazado que se hiciera a corta distancia.

Durante la sesión de hoy del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Bizkaia por el 'caso Cabacas', han declarado peritos del Cuerpo Nacional de Policía que, por encargo de la juez instructora, realizaron el informe de balística en base al análisis de 12 escopetas, 12 bocachas y 60 pelotas de caucho remitidas por la Policía autonómica vasca.

Dos peritos policiales han afirmado que las lesiones que presentaba el aficionado del Athletic y el impacto perpendicular en el lado derecho de la cabeza que recibió eran "compatibles", tanto con un disparo directo de pelota de goma como con el rebote, y han señalado que no se puede determinar de qué forma se efectuó.

ANTITUMULTUARIA

En todo caso, han precisado que la utilización del material antidisturbios no persigue "el impacto directo" sobre un individuo determinado, sino que la misión es "antitumultuaria".

Además, han añadido que la energía que desarrollan estos proyectiles, que se puede regular con la bocacha, puede alcanzar entre los 204 y los 347 julios "en tiro directo" y entre 105 y 109 julios "con rebote", cuando el máximo que soporta la elasticidad craneal es 69.

En este sentido, han asegurado que el profesional conoce "la peligrosidad de la escopeta". Asimismo, han situado al tirador de la pelota de goma que impactó contra Iñigo Cabacas a 28 metros de distancia "como máximo" en tiro directo, y a 25 metros con rebote.

A su juicio, "no es posible la voluntariedad de hacer blanco" porque éste es "fortuito". "Descartamos tiro a corta distancia", han asegurado ambos agentes.

Contador