El PP alavés afirma que Urtaran seguirá siendo "un títere" de EH Bildu

Actualizado 03/02/2017 12:27:49 CET
EUROPA PRESS

Asegura que "las operaciones de perdedores" para que no gobernara el PP ha llevado a que Vitoria sea "un escaparate de desconfianzas"

BILBAO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, cree que EH Bildu se abstendrá el lunes en la cuestión de confianza a la que se someterá el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, para tenerle "controlado" y que siga siendo "un títere" en sus manos. Tras asegurar que ni el propio PNV "cree en él", considera que "las operaciones de perdedores" que se han realizado para que no gobernara el PP, ha llevado a que la capital alavesa sea "un escaparate de desconfianzas".

En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, recogida por Europa Press, Oyarzábal ha recordado que el regidor vitoriano fue "aupado" a la Alcaldía por EH Bildu "en aquel apaño de perdedores para que Javier Maroto (PP), que fue el más votado, no pudiera ser alcalde".

No obstante, ha considerado que se ha llegado "al punto en que los vitorianos se han dado cuenta de que esto ha fracasado y que era un frente 'anti', que no tenía proyecto para la ciudad".

"Nos hemos encontrado con un alcalde, que no sólo no tenía legitimidad, porque fue tercero, sino que ha demostrado una enorme incapacidad para gestionar el día a día. No tiene proyecto y se ha convertido en un alcalde títere de Bildu", ha destacado.

En este sentido, ha recordado que, tras haber rechazado los Presupuestos y haber planteado Gorka Urtaran someterse a una cuestión de confianza el lunes, ha señalado que "el problema es para qué porque prácticamente se está en la mitad de la legislatura, no se han puesto proyectos encima de la mesa y la ciudad está parada".

El representante popular ha considerado que EH Bildu se va abstener el lunes para tener "controlado" al alcalde y "está claro" que éste "va a depender absolutamente" de la coalición abertzale. "Y ése es el problema, han introducido a Vitoria en un esquema que es absolutamente perjudicial para el futuro de la ciudad", ha indicado.

En este sentido, ha recordado que la capital alavesa "hace muy pocos años era una referencia en la gestión, era una ciudad con superávit, que ponía en marcha proyectos, una nueva estación de autobuses, la nueva plaza de abastos, el Palacio de Europa, el anillo verde, remodelaciones en un montón de barrios, que recibía premios y tenía estabilidad".

"Y en año y medio, el PNV, de la mano de Bildu, se ha cargado eso y ha convertido a Vitoria en la única capital vasca que no tiene Presupuestos, en una ciudad paralizada, sin ningún proyecto encima de la mesa y, además, con una incapacidad enorme para dialogar", ha indicado.

A su entender, en Gorka Urtaran "ya no creen ni los suyos". "Los propios del PNV, en privado, dicen que le está quedando muy grande el puesto y hemos pasado de una ciudad cargada de actividad a una ciudad parada y enredada en broncas permanentemente".

"El lío lo ha montado porque no le han aprobado los Presupuestos, pero, realmente, aunque se los va a aprobar Bildu ahora, estos Presupuestos no ofrecen nada distinto de los que presentó el año pasado", ha dicho, para considerar que "se van a pasar cuatro años en blanco y con cuatro años que eran importantísimos para que Vitoria no pierda oportunidades de futuro".

"UN ESCAPARATE DE DESCONFIANZAS"

A su juicio, Gorka Urtaran ha convertido Vitoria "en un escaparate de desconfianzas, y eso es lo más dramático". "El problema son las consecuencias de esas operaciones de perdedores para que no gobierne la lista más votada. Al final, se juntan partidos que no tienen ningún tipo de proyecto común, simplemente para mantener a la ciudad en una tensión que no nos lleva a ninguna parte", ha indicado.

Iñaki Oyarzábal ha considerado que "hay que saber dialogar, hay que saber ceder y hay que saber llegar a acuerdos". "El problema es que nos hemos encontrado con un alcalde del PNV que no sabe dialogar. Y nosotros, que estamos en la oposición, le hemos tendido la mano para dialogar en la Diputación. Ofrecimos un acuerdo para los Presupuestos, hicimos una propuesta y ni nos contestaron", ha manifestado.

En cuanto al Ayuntamiento de Vitoria, ha señalado que el hecho de que "ahora que Bildu quiere tensionar la situación y que se están tirando los trastos a la cabeza" con el PNV, "perjudica a la ciudad". Por ello, han dicho que los populares, en esta situación, estaban dispuestos a apoyar los Presupestos, para lo que propusieron negociar. "Se sentó (Urtaran) cinco minutos porque dijo que su socio de preferencia era Bildu", ha añadido.

En su opinión, el PNV "no está conectando con la gente" en Álava porque "es más radical, siempre quiere ir del brazo de Podemos y de Bildu, y se aleja de la centralidad y de la moderación". "No está sabiendo conectar con las clases medias en Vitoria y en Álava, y eso nos perjudica", ha asegurado.

Asimismo, ha criticado que los Presupuestos de Urtaran "favorece la cultura del subsidio, frente a lo que defienden" los populares, "que es una cultura que recupere el espíritu emprendedor de los vascos, de los que quieren trabajar y sacar adelante sus negocios, a los autónomos y que se apoya en nuestro tejido productivo".

Además, cree que "es inaudito que aquel PNV que decía que no era positivo que Bildu gobernase las instituciones en Gipuzkoa se el que los meta en las instituciones alavesas". "¿Considera que los alaveses somos menos, somos de segunda?", ha preguntado.

En este sentido, ha lamentado que los jeltzales hayan decidido "que sea Bildu el que marque el paso de la política en Vitoria en Álava". "No tiene ningún sentido, va en contra de lo que significa la mayoría social alavesa", ha indicado.

Oyarzábal también ha criticado al PSE-EE, socio de gobierno de Urtaran, "que ha renunciado absolutamente a defender lo que defendía", y se limita a "ocupar los sillones que le ofrece el PNV y a tener un poco las migajas del poder que se sobran" a los jeltzales.

"Están defraudando muchísimo a gente que confió en el PSE-EE y que están ahora absolutamente asombrados de la falta de perfil político que tienen en Euskadi", ha concluido.

Para leer más