Publicado 11/05/2020 16:30CET

Los presos de ETA Josune Oña y Juan Arri serán trasladados a cárceles de Burgos y Logroño al pasar a segundo grado

Juan Arri Pascual
Juan Arri Pascual - MINISTERIO

Conceden el tercer grado a José Ramón Foruria que actualmente cumple condena en segundo grado, con control telemático fuera de prisión

BILBAO, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los presos de ETA Josune Oña Ispizua y Juan Arri Pascual, que en la actualidad cumplen condena en las cárceles de Alicante y de Castellón, serán trasladados a centros penitenciarios de Burgos y Logroño tras pasar a segundo grado, cuando las condiciones de la pandemia del coronavirus lo permitan.

Además, se ha concedido el tercer grado a José Ramón Foruria, que actualmente cumple condena en segundo grado, con control telemático, fuera de la prisión de Basauri (Bizkaia), según ha resuelto la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco, Instituciones Penitenciarias ha dispuesto el traslado de dos internos de ETA Josune Oña Ispizua y Álvaro Juan Arri Pascual.

Oña será trasladada desde el centro penitenciario de Alicante al de Logroño cuando se levanten las restricciones derivadas de la covid-19. La reclusa ingresó en prisión el 29 de julio de 2004 para cumplir una condena de 25 años por delitos de colaboración con banda armada, atentado, falsificación de documento público y tenencia ilícita de armas.

Se la consideró cooperadora necesaria del atentado del 14 de septiembre de 2003 en el alto de Herrera (Álava), en el que murió el también miembro de ETA Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza.

En abril de 2023 cumplirá las tres cuartas partes de la condena y ha aceptado la legalidad penitenciaria. La Junta de Tratamiento de la cárcel alicantina ha propuesto su progresión a segundo grado y traslado a centro cercano a su entorno familiar.

JUAN ARRI

Por su parte, Juan Arri Pascual será trasladado de la prisión Castellón II al centro penitenciario de Burgos cuando las condiciones sanitarias lo permitan. Ingresó en prisión el 22 de abril de 2003 y cumple una condena de 30 años por asesinatos, estragos y atentados.

El exmiembro del comando Madrid de ETA participó en el atentado cometido el 29 de julio de 1994 en la Plaza de Ramales, en el que fallecieron el teniente general Francisco Veguillas, el conductor de su vehículo y un trabajador que descargaba en el lugar.

En junio de 2018 cumplió las tres cuartes partes de la condena y ha aceptado la legalidad penitenciaria, por lo que la Junta de Tratamiento ha planteado su progresión a segundo grado y traslado a centro próximo a su vinculación familiar.

JOSÉ RAMÓN FORURIA

Además, Instituciones Penitenciaras ha resuelto también la progresión a tercer grado del interno José Ramón Foruria Zubialdea, condenado por haber facilitado información a los miembros del comando Eibar de ETA que en 1980 asesinaron a cuatro guardias civiles en un bar de la localidad de Markina (Bizkaia). La sentencia le consideró cómplice del atentado.

Entró en prisión el 26 de septiembre de 2003 y cumple 30 años de condena por delito de atentado. El preso cumplirá las tres cuartas partes de la pena en noviembre de 2024. En la actualidad, cumple condena en segundo grado, con control telemático y fuera del centro penitenciario. La Junta de Tratamiento de la prisión de Basauri, en Bizkaia, de la que depende, ha propuesto su progresión a tercer grado.

Para leer más