Paro en remolcadores del Puerto de Bilbao y Pasaia

Actualizado 09/02/2015 16:46:01 CET

BILBAO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores del remolque portuario han presentado un preaviso de huelga en todo el Estado para el 16 de febrero que también afectará al Puerto de Bilbao y al de Pasaia, según ha informado CGT en un comunicado.

   El paro está convocado para el 16 de febrero, a partir de las ocho de la mañana, y la convocatoria se ha realizado por los sindicatos CGT, OTEP, SAME, SITRAM y USO, y en convocatoria propia para Euskadi ELA y LAB.

   CGT ha indicado que los puertos que ya aprobaron en su día secundar el paro son "numerosos" e incluyen entre otros a Barcelona, Valencia, Cartagena, Algeciras, Cádiz, Huelva, Bilbao, Las Palmas o Tenerife.

   Según ha explicado, el día 4 de febrero se celebró mediación previa en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid, sin que se llegara a acuerdo para poder evitar el preaviso. Por lo tanto, ha señalado que la huelga "sigue hacia adelante" y se están preparando diversas movilizaciones en cada puerto para esa fecha.

   Entre las razones para el paro, ha apuntado la preocupación que genera a los trabajadores del sector del remolque portuario "la propuesta de Reglamento del Parlamento europeo y del Consejo por el que se crea un marco sobre el acceso al mercado de los servicios portuarios respecto a las relaciones y condiciones laborales de los tripulantes.

   "Dicho reglamento, bajo la excusa de la competitividad abre las puertas a una precarización de las condiciones de trabajo, dada la permisibilidad en la entrada de pabellones de conveniencia. Esto supone un varapalo al empleo y especialmente a la calidad y dignidad del mismo, y la posibilidad de que trabajen barcos de segundo registro con tripulaciones en condiciones de precariedad", ha añadido.

   Los trabajadores también reclaman que se respete la legislación nacional vigente en cuanto a la jornada laboral, la prevención y la seguridad.

   Asimismo, han apuntado que, bajo la "excusa" de la crisis, y con el apoyo de las últimas reformas laborales aprobadas, se produce "la vulneración de la buena fe de la negociación colectiva". Por ello, exigen el "cumplimiento y respeto de los convenios colectivos que afecten al remolque y al tráfico interior".

Para leer más