Romero cree que "habrá paz y reconciliación" si se tiene en cuenta a las víctimas porque "son su mejor argumento"

Rafaela Romero.
JUNTAS
Actualizado 30/09/2010 20:59:51 CET

SAN SEBASTIAN, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero, se ha mostrado convencida de que "habrá paz y reconciliación" si se tiene en cuenta a las víctimas porque "son su mejor argumento". Asimismo, ha destacado la necesidad de "eliminar la connivencia, desde todos los ámbitos ideológicos, con el discurso de los violentos", y ha señalado que hay que "acabar con las excusas de la política para los que usan la violencia y los que les apoyan".

Romero participa en Montevideo (Uruguay) en el curso promovido por la Agencia Española de Cooperación Internacional y por Naciones Unidas que, bajo el título 'La atención a víctimas del terrorismo y otros delitos violentos', reúne en la capital uruguaya a expertos de diferentes países iberoamericanos.

La presidenta del Parlamento foral guipuzcoano ha calificado como "fundamental", dentro del proceso de regeneración democrática, "la construcción de una memoria pública a la que la política y los políticos deben de contribuir siendo líderes empáticos con el testimonio y las historias de las víctimas del terrorismo".

A su juicio, a la hora de llevar a cabo esta labor "se precisa de liderazgos públicos no complacientes ni justificadores de la actuación violenta, sino líderes responsables que no den argumento al discurso de los violentos". "Liderazgos públicos que no ataquen a las instituciones democráticas ni las cuestionen, combatiendo pacíficamente al terrorismo y a quienes lo practican y apoyan", ha añadido.

En esa línea, ha afirmado que la política "debe ser un instrumento de paz para el respeto de los derechos humanos y la defensa de la igualdad", al tiempo que ha apostado por "la potencialidad de la política para atender y entender a las víctimas del terrorismo y para regenerar con su testimonio y otros instrumentos las sociedades afectadas por la violencia y el terrorismo".

En su ponencia, resalta la importancia de que la política "se implique en la denuncia de actitudes humillantes para las víctimas, se atreva a denunciar los comportamientos que no priorizan la defensa de los derechos humanos y regenere las actitudes sociales pervertidas por la violencia".

Finalmente, Romero ha destacado la importancia de encuentros como éste, que ha tenido lugar en Montevideo ya por cuarto año consecutivo, en el que expertos de países iberoamericanos -tanto a nivel jurídico, político como social- reflexionan y profundizan en la atención a víctimas de violaciones de los derechos humanos, entre ellas, las víctimas del terrorismo y de otros delitos violentos.