Urtaran confía en acordar un gobierno "estable y sólido" con el PSE

Actualizado 17/06/2015 16:07:34 CET
Gorka Urtaran
Foto: EUROPA PRESS

BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -


El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha asegurado que es "optimista" respecto a la posibilidad de lograr un acuerdo con el PSE-EE para "dotar de un gobierno de coalición al Ayuntamiento de Vitoria estable y sólido", y ha pedido al PP que ejerza una oposición "responsable". Asimismo, ha insistido en que no hay "ningún pacto" con EH Bildu.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha explicado que decidió presentar su candidatura "por una cuestión de principios y de valores" en una situación en la que había que decidir si "apuntalar el discurso que alienta el odio, el racismo y la xenofobia" del PP o si apostar por "un cambio político real" que permitiera "devolver a la política su verdadero fin, que es el de resolver los problemas, no el de generarlos".

El regidor jeltzale, que fue elegido alcalde con al sumar a los votos del PNV los apoyos de EH Bildu, Sumando-Hemen Gaude e Irabazi, se ha mostrado convencido de que el voto en blanco del PSE en el pleno del pasado sábado se debió a "cuestiones externas" y no a "discrepancias" entre los grupos municipales de PNV y PSE.

En este sentido, ha afirmado ser "optimista" en relación a la gobernabilidad del Ayuntamiento porque el PSE "ya ha demostrado que tiene voluntad por acordar con PNV tanto en Vitoria como en Araba y espero que podamos llegar a un acuerdo que permita dotar de un gobierno de coalición al Ayuntamiento de Vitoria estable y sólido".

"Vamos a esperar a ver qué es lo que se decide entre las ejecutivas territoriales" del PNV y del PSE que hoy se reúnen, ha indicado Urtaran, que ha manifestado que tiene "una magnífica relación" con el portavoz socialista en Vitoria, con el que se ha mostrado convencido de que va a poder llegar a "numerosos acuerdos en esta legislatura".

El alcalde de Vitoria ha afirmado, además, que "no se entiende" que haya "reticencia" en el PSE-EE a formar parte del Gobierno municipal, "teniendo un acuerdo paraguas y trasversal en toda Euskadi", y tampoco "cómo la secretaria general del PSE esté dispuesta a entrar a un gobierno de coalición en la Diputación de Álava pero no en el Ayuntamiento".

Urtaran ha remarcado que, por otro lado, "el resto de grupos también ha demostrado su voluntad pública de facilitar el gobierno en Vitoria y de llegar a acuerdos". En este sentido, ha explicado que el PNV está "a la espera de la respuesta definitiva" del PSE para ver si finalmente forman parte del Gobierno y, "a partir de ahí, haremos una ronda de contactos con el resto de formaciones" para conocer "cuál es su grado de disposición para llegar a acuerdos y participar del gobierno de la ciudad".

"Mi voluntad es la de hacer participar al máximo posible al resto de las formaciones en las decisiones del Ayuntamiento", ha señalado.

En relación al PP, ha asegurado que se "conforma" con que ejerza "una posición la mitad de responsable que lo que hemos ejercido el PNV durante estos últimos cuatro años". "Ahora vamos a ver si el lema 'Vitoria por encima de todo' era real o era una nueva falacia del PP", ha indicado.

Asimismo, ha censurado que "sorprende" que el exalcalde, Javier Maroto, se "rasgue las vestiduras" sobre la posibilidad de acuerdos con EH Bildu y le ha pedido "prudencia". "No vaya a ser que su jefe, Mariano Rajoy, se entere de que él, siendo alcalde de Vitoria, "acordó un día sí y otro también" con la coalición soberanista.

En cualquier caso, ha asegurado que el PNV no tiene con EH Bildu "ningún pacto ni implícito ni explícito", sino que "lo que sí hubo fue un ejercicio de generosidad" para poder "articular el cambio político".

Urtaran ha añadido que la portavoz de EH Bildu, Miren Larrión, "tiene disposición para llegar al acuerdo y hacer política de otra manera". "Espero que sea un punto de inflexión en la relación del PNV y EH Bildu. Ojalá sea así y podamos establecer un cauce de entendimiento que permita no solo dotar de estabilidad al Ayuntamiento, sino al conjunto del país", ha manifestado.

EL LEGADO DE CONFRONTACIÓN SOCIAL

Por otro lado, el alcalde jeltzale ha reconocido que el PNV no tuvo "un buen resultado" en las elecciones del 24 de mayo y, en este sentido, ha opinado que el "trabajo en positivo" realizado durante el anterior mandato, en el que "arrimó el hombro" y llegó a acuerdos "por responsabilidad", fue "capitalizado" por el Gobierno de Javier Maroto.

También ha remarcado la incidencia del debate sobre la RGI que "incita al odio, al racismo, a la xenofobia y mete el miedo en el cuerpo" a los colectivos de mayor edad y más vulnerables, lo que ha hecho que se produzca "una fuga de votos" al PP.

En esta línea, ha achacado la "imagen de una ciudad dividida" que se pudo ver el sábado en las inmediaciones del Ayuntamiento, con diversas protestas enfrentadas, es "el legado que ha dejado el PP en Vitoria", con "una confrontación social que hay que eliminar cuanto antes". "El episodio del sábado no se puede volver a repetir en Vitoria. Esa imagen tiene que ser una imagen del pasado que no vuelva a suceder nunca más", ha manifestado.

Finalmente, se ha referido a la auditoría de las cuentas del Ayuntamiento, asegurando que no pretende usarse como "un arma arrojadiza" contra el anterior Gobierno, sino que su objetivo es "conocer la situación económica real" para saber con qué recursos cuenta el nuevo Ejecutivo.

Para leer más