Actualizado 16/10/2015 18:05 CET

Acuerdo PNV-EH Bildu para solucionar "la grave situación económica" de Vitoria

Acuerdo en Vitoria entre Gorka Urtaran (PNV) y Miren Larrion (EHBildu)
BILDU

Se reducirá el gasto en algunas partidas pero aseguran que las sociales y de promoción del empleo son "intocables"

VITORIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vitoria, el 'jeltzale' Gorka Urtaran, ha presentado este viernes junto a la portavoz de EH Bildu, Miren Larrion, el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones para "afrontar con garantías" y "poner solución a la grave situación presupuestaria y económica del Ayuntamiento" en el que se incluyen medidas como la decisión de tomar 5,5 millones de euros procedentes de la empresa pública de aguas AMVISA, y el compromiso de no reducir gasto en partidas sociales y de promoción de empleo.

En un comunicado, el primer edil ha insistido en la "preocupante situación económica heredada al inicio de la legislatura" del anterior gobierno del PP, pero ha defendido que aunque se trata de un "situación grave, no es irresoluble".

En este sentido, ha recordado el informe elaborado el pasado mes de julio por el interventor y el tesorero del Ayuntamiento, para señalar que el actual Gobierno municipal se encontró con una "insuficiencia presupuestaria" que superaba los 68 millones de euros.

"Durante estos meses hemos ido tomando una serie de medidas imprescindibles de carácter excepcional y urgente como es el caso del crédito aprobado hoy mismo en el Pleno por valor de 6 millones de euros", ha señalado.

Asimismo, ha destacado que para sacar adelante -entre otros temas- el plan económico necesario para afrontar las necesidades presupuestarias, el Gobierno municipal firmó en julio un pacto de gobernabilidad con el PSE, "acuerdo se complementa con el firmado hoy con Bildu, puesto que muchas de las medidas requieren mayoría absoluta de la Corporación". "Con ello se garantiza la adopción de una serie de medidas imprescindibles para que la ciudad siga funcionando", ha señalado.

LAS MEDIDAS

Urtaran ha informado de que algunas de las medidas pasan por una reducción en el gasto en aquellas partidas que no son prioritarias o que están dotadas "por encima de las necesidades para el presente ejercicio", pero ha aclarado que las partidas sociales y de promoción del empleo son "prioritarias e intocables".

Por otro lado, otras decisiones se refieren al aplazamiento de algunos gastos a ejercicios posteriores, así como la obtención de nuevos ingresos, por ejemplo vía deuda o reparto de dividendos de AMVISA. Urtaran ha indicado que el recurso a esos fondos es una medida "muy excepcional" que no va a volver a utilizarse durante la legislatura.

"Hemos acordado obtener 5,5 millones de euros, cantidad máxima asumible por la empresa pública de aguas sin poner en riesgo su capacidad económico-financiera. De producirse durante la legislatura una situación en que hubiera que volver a recurrir a AMVISA, solo se haría mediante la venta de patrimonio municipal a la empresa, para evitar así su descapitalización", ha explicado.

Por último, ha señalado que los acuerdos alcanzados con PSE y Bildu "ponen las bases de la solución", aunque ha reconocido que "condicionarán los presupuestos de años venideros".

"TAPAR EL AGUJERO DEL PP"

La portavoz municipal de EH Bildu, Miren Larrion, por su parte, ha defendido que este acuerdo servirá para "tapar el agujero económico que el PP dejó como herencia y que podría tener como consecuencia que las cuentas en 2015 estuvieran intervenidas".

"EH Bildu no permitió que el PP siguiera gobernando Gasteiz, por lo que no vamos a permitir que el Partido Popular gobierne ahora el Ayuntamiento desde Madrid y a través de los hombres de negro", ha señalado.

Larrion ha informado de que del acuerdo alcanzado este viernes se derivan tres grandes logros: un plan en contra del fraude fiscal, garantizar las condiciones laborales de la plantilla municipal y de las contratas, y que no se lleven a cabo recortes en política social.

En este sentido, ha indicado que el acuerdo recoge "explícitamente" el mantenimiento de las partidas de gasto en el Departamento de Asuntos Sociales porque "la pésima política del PP nunca puede recaer en las personas más vulnerables", sino que "hay que luchar por el mantenimiento de todos los derechos sociales".

El acuerdo también recoge el mantenimiento de los puestos de trabajo y las condiciones laborales de la plantilla y las contratas, un punto "clave" para EH Bildu, que apuesta por "garantizar un sector público fuerte que genere empleo de calidad".

Además, ha acordado la puesta en marcha de un Plan de lucha contra el fraude fiscal que "inspeccionará a las grandes empresas del municipio".