Vascas.- Ibarretxe llama a no quedarse en casa el 1-M y pide el voto porque lo ha "dado todo por este país"

Actualizado 27/02/2009 23:52:35 CET

Urkullu insta a "empujar hasta el último momento" para "ganar la meta", y emplaza a PP y PSE "a ser sinceros y revelar su pacto"

BILBAO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato a lehendakari por el PNV, Juan José Ibarretxe, emplazó hoy a la ciudadanía a votar el próximo domingo en las elecciones autonómicas y a "no quedarse en casa". Además, solicitó el voto porque lo ha dado "honestamente todo por este país".

Por su parte, el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, instó a los vascos a "empujar hasta el último momento" en este "final de la carrera" para "ganar la meta", y emplazó a PP y PSE "a ser sinceros" con el electorado y "revelar el pacto entre Rajoy y Zapatero" para desalojar a Ibarretxe y al PNV del Gobierno vasco.

Los líderes jeltzales realizaron estas declaraciones durante su intervención en el acto de cierre de campaña electoral celebrado por el PNV en un abarrotado pabellón de La Casilla en Bilbao, en el que también intervinieron los cabezas de lista por Gipuzkoa y Bizkaia, Joseba Egibar e Izaskun Bilbao, respectivamente.

El candidato de la formación jeltzale a la reelección como lehendakari centró su discurso en el llamamiento a la participación. "Hay que participar para hacer, para impulsar, para criticar. Jóvenes, sólo hay una manera de cambiar la cosas, participando. No nos vamos a quedar en casa. Vamos a construir juntos el futuro de este pueblo. Hay que salir a la calle y participar para construir un pueblo", subrayó.

En este sentido, insistió en que "sólo hay una manera para los jóvenes de que cambiéis las cosas y es participando". "Y si tenéis que empujarnos y quitarnos de en medio, empujad y quitarnos de en medio. Es el único camino", aseveró.

El aspirante del PNV instó a participar en los comicios "para construir un pueblo" y se preguntó si le hubieran dejado presentarse a las elecciones, si Euskadi tuviera el índice de paro más alto de toda Europa, "como ocurre con el Estado español".

El lehendakari dijo que hay que "pensar en la paz y trabajar en la paz", y mejorar el autogobierno "porque hacer aquí las cosas nos favorece a todos". En este sentido, emplazó a "sacar esto adelante" mediante la participación y a "tomar partido, moverse, no quedarse en casa y luego criticar, porque eso no sirve para nada". "Hay que participar, aunque sea para criticar", añadió.

Juan José Ibarretxe llamó "a seguir con valentía nuestro camino". "Juntos vamos a sacar al país adelante, vamos a salir de ésta, como hemos salido antes, con fuerza, con ganas, entre todos. No es tiempo de hacer el camino en solitario", añadió.

EL PARO

Además, recordó que en Euskadi hay un 8 por ciento de paro y reconoció que "es muy complicado gestionarlo, pero Zapatero tiene un 14 por ciento de paro en estos momentos, el paro más alto de toda Europa".

"Yo no quiero hacer sangre con eso, pero hay que solicitar a la gente que sea más humilde", señaló, para reprochar "que vengan a aquí a decirnos que estamos haciendo las cosas mal", en referencia a la visita de ayer a Bilbao del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En este sentido, se preguntó "si le hubieran dejado" a él presentarse a las elecciones, si en Euskadi "hubiera un 14 por ciento de paro".

El candidato del PNV aseguró que los vascos "necesitan la paz" y manifestó que la petición "inaplazable" de la sociedad vasca a ETA "es muy clara: ETA kanpora'" porque "quienes asesinan a los hijos de este pueblo, atenta contra el propio pueblo".

También reiteró que es necesario que el pueblo vasco "decida aquí" desde sus propias instituciones, y destacó que, si es reelegido como lehendakari, hablará con todos, incluida la izquierda abertzale.

PACTO PP-PSE

Por su parte, el presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, instó al PP y PSE-EE "a ser sinceros" con el electorado y a revelar que hay un "pacto de Estado entre Mariano Rajoy y Jose Luis Rodríguez Zapatero" para "desalojar" a Juan José Ibarretxe de la Lehendakaritza.

En el mitin de cierre de campaña y ante un público entregado que profirió gritos de "A por ellos, oe" y "ari, ari, ari, Ibarretxe lehendakari", Urkullu aseguró que Euskadi es "una cuestión de Estado para el PSOE y el PP".

A su juicio, existe un "pacto de Estado entre Rajoy y Zapatero, entre Patxi López y Antonio Basagoiti, para desalojar a Ibarretxe", y les exigió que revelen el pacto que han alcanzado.

"Que Patxi López no nos enrede con que eso de que ponemos en duda que nadie más que nosotros seamos vascos. Si fuera lehendakari, no tendría su centro de decisión aquí. ¿Para qué, si no, tuvo que traer ayer autobuses con gente de Parla, de Alcorcón, de Burgos, etc, autobuses con correligionarios de comunidades como la Rioja, Cantabria, Castilla-León?", señaló.

En esta línea, aseveró que "Euskadi es nuestra casa, no tenemos otra, nuestro corazón, nuestra cabeza están aquí, con quienes vivimos aquí, aquí no hay vascos ni vascas de nacimiento o de adopción, sino vascos y vascas de futuro que queremos resolver por nosotros mismos". "No queremos un delegado del Gobierno, sino un lehendakari con liderazgo propio", dijo.

A su juicio, "la opción" de López es la que "ofrece un bonito sueño sustentado en discursos y markéting, una fantasía que, cuando ha decidido volar a ras de suelo, ha necesitado GPS para conocer la realidad del país". Asimismo, dijo que el candidato socialista carece de experiencia y no tiene "más referencias que el voluntarismo y el buen rollito".

"EL CUPON DE LA BONOLOTO"

Asimismo, aseguró que, "quien quiera jugar su porvenir a un cupón de bonoloto, está en su derecho" de votar el proximo domingo al PSE-EE. "Quien quiera seguridad, confianza, experiencia, garantía y conpromiso sólo con Euskadi, la respuesta no tiene duda: ahora más que nunca, Ibarretxe lehendakari", manifestó.

"A trabajar, hasta el último voto, y a votar, sin mando a distancia. Ahora más que nunca, Ibarretxe lehendakari. Ahora más que nunca PNV", afirmó.

En esta línea, se dirigió a los indecisos para preguntarles "en quién confiarían para administrar sus ahorros, a Ibarretxe o a López" o a quién "elegirían si el futuro ha de construirse aquí". "No hay más que dos opciones: la que únicamente está comprometida con su pueblo o la que tendría su centro de decisión en Madrid", apuntó.

Además, indicó que la izquierda abertzale está actuando "de pinza" del pacto entre el PP y el PSE-EE, al pretender el "cuanto peor mejor" y que el PNV se quede "fuera" de las instituciones.

En este sentido, subrayó la teoría "de la papeleta mutante" de la izquierda abertzale y manifestó que, en base a ella, los votos que obtuvo EHAK en las anteriores elecciones se repartirían entre ocho escaños para el PSE y uno para Aralar.

"Estamos al final de la carrera y hay que apretar los dientes, empujar hasta el último momento. Tenemos que conseguir ganar esa meta porque Euskadi necesita un liderazgo económico y social de garantía", manifestó.