Actualizado 16/04/2010 20:52 CET

Abre sus puertas en Cáceres 'Xtrelan 2010', la cita anual con las nuevas tecnologías

Momento De La Inauguración
AYUNTAMIENTO CÁCERES

CÁCERES, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pabellón V Centenario del Campus Universitario de Cáceres es escenario desde esta tarde de 'Xtrelan 2010', la cita anual con las nuevas tecnologías que se celebrará durante todo el fin de semana en la capital cacereña.

Este evento fue inaugurado en la tarde de hoy por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras; el rector de la Universidad de Extremadura, Juan Francisco Duque Carrillo; el presidente de la Diputación Provincial de Cáceres y presidente de Identic, Juan Andrés Tovar Mena, entre otras autoridades.

Este año se celebra la cuarta edición de esta particular 'party-land' extremeña que, según la alcaldesa de Cáceres, en cada edición atrae a la ciudad "a muchísimos jóvenes con ganas de aprender, de enseñar y, sobre todo, de pasárselo bien y disfrutar" en la que se ha ampliado el número de puestos informáticos a 500.

Habrá, además, un stand de información para la búsqueda de empleo y este año se cuenta con la participación de más de 700 jóvenes, tanto de España como de Portugal, según informa el Ayuntamiento de Cáceres en nota de prensa.

Heras destacó que este evento posiciona a Cáceres "como una ciudad moderna, vanguardista, que apoya e incentiva el uso de las nuevas tecnologías como herramientas de trabajo, de comunicación, de aprendizaje y de diversión", señaló.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'

  5. 5

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"