Publicado 25/02/2021 14:20CET

La Asamblea insta a la Junta a realizar un estudio sobre las causas del alto número de cesáreas en Extremadura

La portavoz de Unidas por Extremadura en la Asamblea de Extremadura, Irene de Miguel
La portavoz de Unidas por Extremadura en la Asamblea de Extremadura, Irene de Miguel - ASAMBLEA DE EXTREMADURA

   MÉRIDA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Asamblea de Extremadura ha instando a la Junta a realizar un estudio sobre las causas que motivan el alto número de cesáreas en la región, que incluya el número, motivación y las causas de la desigualdad entre hospitales en realización de episiotomías y a reducir el número de cesáreas para lograr las recomendaciones de la OMS.

   La iniciativa, presentada por Unidas por Extremadura y que ha contado con el apoyo unánime del pleno de la cámara legislativa, también busca seguir reduciendo el número de episiotomías y tender a la homogenización de la tasa a la baja en todo el territorio regional.

   La portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, se ha referido a que en 2013, bajo el gobierno del PP, Extremadura aprobó la denominada Estrategia de Atención al Parto Normal, cuya intención era que las embarazadas pudieran tomar sus propias decisiones en el momento de dar a luz en los hospitales de la región.

   Con la citada estrategia se anunció que tendría como resultado indirecto una disminución de las cesáreas que se practican en la región y una mejora de la atención que recibirían las mujeres extremeñas en el momento del parto, aunque, desgraciadamente la realidad en los centros sanitarios extremeños "dista mucho de esa pretensión".

   De esta forma, ha expuesto que según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 29,4 por ciento de los partos atendidos en los hospitales de la región culmina con una intervención quirúrgica, una cifra que sitúa a Extremadura como la segunda comunidad de España donde más cesáreas se practican.

   Además, con este porcentaje, Extremadura duplica las recomendaciones de la OMS, que establece que solo entre el 10 por ciento y el 15 por ciento de los partos deberían atenderse en quirófano.

   Por otro lado, Unidas por Extremadura ha llamado la atención sobre otra práctica muy extendida, las episiotomías, que ya en la Estrategia de Atención al Parto Normal de Extremadura se señalaba el interés por

   encontrar estrategias capaces de disminuir el riesgo de trauma perineal durante el parto.

   De esta forma, la diputada ha apuntado que un parto vaginal genera muchos menos riesgos de salud para la madre y además un mayor impacto económico sobre la sanidad pública, ya que un parto vaginal ronda

   los 1.700 euros, 2.100 con complicaciones, y uno por cesárea se dispara hasta los 4.000 euros.

   "Por tanto, tanto en términos de salud como económicos el no abuso de las cesáreas y el esfuerzo por la paulatina reducción de la tasa actual, supondría un impacto beneficioso para las madres, los bebés y para la gestión sanitaria", ha apuntado.

VIOLENCIA OBSTÉTRICA

   En su intervención, Irene de Miguel ha insistido en que existe en la región la "violencia obstétrica" y, aunque ha reconocido que las cesáreas han supuesto un avance médico que ha salvado vidas, en su opinión, a veces se realizan en exceso.

   Para ello, ha puesto como ejemplo que en el Hospital de Plasencia, casi la mitad de mujeres que dan a luz lo hacen mediante este procedimiento.

   En esta línea, ha añadido que el parto debería ser un proceso fisiológico y no una intervención quirúrgica, dando lugar en la región a lo que ha denominado como "turismo obstétrico" hacia zonas donde se lleve a cabo un parto más respetado.

TURNO DE LOS GRUPOS

   En el turno de los grupos, la diputada de Ciudadanos María Encarnación Martín Andrada ha incidido en que hay una "violencia obstétrica" cada vez más visible, lo que supone una "vulneración de los derechos de la mujer".

   Así, ha considerado que la "foto del 8M es muy bonita", pero en su opinión "hay que llevarla a cabo todos los días" con prácticas más respetuosas hacia las mujeres, aunque ha recalcado que no pone el "dedo acusador" en los profesionales sanitarios a pesar de lamentar que Extremadura sea "campeona en prácticas negativas", y una cesárea lo es si ésta no viene avalada por una razón médica.

   Asimismo, ha criticado que cuando una matrona coge un día libre o vacaciones es sustituida por una enfermera, un personal que está cualificado pero como enfermera, ha precisado.

   "Las mujeres que llevamos tanto tiempo luchando por los derechos de las mujeres en las calles no podemos dar ni un paso atrás, y tenemos que estar apoyando a estas mujeres que tienen el mismo derecho a decidir si quieren ser madres, cómo quieren ser madres, quiénes quieren que les acompañe en el parto y, por supuesto, la última palabra siempre la deben de tener ellas", ha aseverado.

   Por su parte, la diputada del PP Elena Nevado ha recalcado que su grupo apoyará esta propuesta porque entiende que es "adecuado" conocer qué ha pasado desde que se impulsó la Estrategia del Parto Normal en Extremadura para no haber reducido el porcentaje de cesáreas.

   De este modo, Nevado ha apuntado que los 'populares' no van a poner el acento en la violencia sino en el amor que preside el momento del parto, además de mostrar un "sincero apoyo" a los profesionales que están detrás de las decisiones que afectan a las mujeres en el momento del alumbramiento.

   También ha valorado que la Estrategia del Parto Normal ponía en el centro a la mujer extremeña, por lo que ha indicado que se debe estudiar qué ha podido pasar desde su puesta en marcha para no haber reducido las cesáreas y corregir aquello no se haya hecho bien.

   En esta línea, también ha lamentado el bajo índice de nacimientos que se registra en Extremadura y ha abogado por intervenir para revertir este hecho.

   Asimismo, ha mostrado su preocupación por el número de cesáreas "desproporcionadas" en los últimos años, aunque ha indicado que es un recurso "imprescindible" para salvar vidas cuando así lo establece un profesional médico.

   Finalmente, la diputada del Grupo Parlamentario Socialista Catalina Paredes ha apuntado que afortunadamente los partos suelen salir bien por los avances de la ciencia y la labor de los profesionales, pero no siempre ha sido así.

   Por ello, ha dicho que cuando se habla de los partos hay que ser "muy rigurosos" y poner el acento en los profesionales y en las mujeres, al tiempo que ha remarcado que su grupo no comparte "poner en duda los procedimientos médicos".

   Asimismo, ha considerado interesante conocer cuáles son las causas que hacen que las cesáreas aumenten, ya que hay hospitales en la región por encima de la media y otros por debajo, así como ha reafirmado la apuesta del PSOE por la "humanización de los partos" y ha mostrado el "profundo respeto" al criterio técnico de los profesionales.

   Por ello, ha apuntado que no se puede caer en "discursos demagógicos", ya que, como cada mujer es diferente, cada parto es diferente, ha dicho.

Para leer más