Actualizado 14/07/2009 15:50 CET

'Cáceres Laica' dice que la impartición de religión "no genera objetivos educativos" como igualdad u orientación sexual

MÉRIDA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La impartición de la asignatura de religión (básicamente católica) en los centros de enseñanza "vulnera los derechos básicos del alumnado en general" y "no genera unos objetivos educativos que estén de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como son la igualdad de género o la orientación sexual adecuada".

Así lo indicó la Asociación 'Cáceres laica' en una nota de prensa que forma parte de la 'Campaña de sensibilización y difusión' que iniciará el próximo curso, junto con todas las asociaciones laicas del Estado. "Hay que preservar la escuela de condicionantes e imposiciones de carácter religiosos, que vulneren principios constitucionales", apuntó el colectivo.

La corporación señaló que en el momento de las matriculaciones del alumnado "nadie está obligado a responder, en el impreso correspondiente, si desea o no que a su hijo o hija se le imparta religión", y añadió que "en caso de no responderse, el centro está obligado a que no se le imparta religión". Consideró así que tal consulta "vulnera el artículo 16.2 de la Constitución española".

Del mismo modo, indicó que "ningún alumno o alumna está obligado" a asistir a clase de religión en cualquier centro público o privado del estado español y por lo tanto "cualquier maniobra" del centro que suponga una "imposición o amenazas más o menos veladas" se considerará una "vulneración de los derechos básicos de ciudadanía" y por ello, este hecho podría ser considerado como un "presunto delito".

"Cáceres Laica, junto a otras muchas organizaciones del estado español, viene reclamando de los poderes públicos, que la enseñanza de la moral y doctrina católica o de otras religiones no se desarrolle en el ámbito escolar", destacó la entidad.

Por otra parte, la asociación sostuvo que todos estos "problemas" se solucionarían "ipso facto" con la denuncia de los actuales Acuerdos con la Santa Sede (3 enero de 1979). "Después de esta derogación habría que sustituir la ley de Libertad Religiosa (1980), por otra, liberada de la carga del "Concordato". Finalmente, Cáceres Laica resaltó su apoyo a la propuesta de Ley de Libertad de Conciencia de Europa Laica.