Los consumidores piden más información sobre sus derechos

Actualizado 06/01/2015 12:11:38 CET
Antena de móvil
Foto: CEDIDA

MÉRIDA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los consumidores extremeños reclaman más información sobre sus derechos y medidas urgentes en energía y telecomunicaciones, según un estudio elaborado por Adicae.

   El informe, basado en encuestas a consumidores de Extremadura, muestra asimismo los "importantes déficit" en transparencia e información que sufren tanto por parte de las entidades bancarias como de las principales empresas de suministros.

   Los consumidores señalan también la "escasa" información y la "falta de transparencia" como "problemas graves" en sus contratos de suministros, de tal forma que sólo seis de cada cien extremeños entienden la factura eléctrica por completo, y 17 de cada cien entienden la del teléfono.

   La encuesta pone a los consumidores en la tesitura de comparar el nivel de abuso y problemas que detectan en cuatro subsectores de gran consumo general: energía (luz, gas), telefonía e internet, transportes y gran distribución (superficies comerciales).

   Así, el 57% de los encuestados cree que la luz es el subsector más abusivo, y otro 37% lo señala como el segundo. Mientras, el 37% de los consumidores confirma a la telefonía como el más problemático, y un 48% lo sitúa en segundo lugar; para nueve de cada diez encuestados estos dos son los sectores de consumo masivo que ocasionan mayores problemas entre los consumidores.

   Tanto es así, que es "difícil" encontrar algún extremeño que se haya librado de algún problema con su factura eléctrica o telefónica. Dos de cada tres consultados han sufrido algún problema con compañías energéticas en los últimos 24 meses, y sólo uno de cada cinco consumidores se ha librado de problemas en telecomunicaciones en este periodo, explica Adicae en nota de prensa.

   De igual modo, el "problema", que casi la mitad de los consumidores confirma que no sabe cómo hacer en el caso de tener que empezar una reclamación. Y otro 15-20% (según sectores) señala 'no sabe-no contesta', esto es, apenas un tercio de los extremeños está en disposición de reclamar frente a abusos de las empresas.

PUBLICIDAD BANCARIA ENGAÑOSA

   Asimismo, la situación es muy similar en el ámbito de los servicios bancarios y financieros, que los consumidores extremeños detectan como muy desequilibrado, se ven en situación de indefensión práctica, y consideran en el mismo nivel de abusividad que la energía y la telefonía.

   En concreto, el 95% de los encuestados considera la publicidad de los bancos como "sesgada" o directamente "engañosa", y para nueve de cada diez el banco prima sus propios intereses frente a los del cliente a la hora de contratar sus productos y servicios.

   A su vez, el 52% de los extremeños asegura haber contratado algún producto financiero sin conocer bien sus características, y otro 13% no está seguro de no haberlo hecho alguna vez.

   También, dos de cada tres confirma que no es fácil obtener información de un producto antes de firmarlo.

CONSUMERISMO

   Además, los consumidores extremeños perciben que los daños que provocan los abusos requieren ser compensados, que no basta con sancionar (así lo señala un 54%), y reclaman medidas inmediatas y eficaces para parar los abusos.

   Mejorar los sistemas de reclamación (52%), establecer mecanismos para compensar al consumidor víctima de abuso (39%), o limitar los precios y reforzar la supervisión (70%) son las principales medidas que los consumidores reclaman con carácter general. Asimismo, un 34% reclama información más clara en la facturación.

   Por otra parte, la idea de un consumidor crítico va calando poco a poco en los consumidores, ya que el el 80% de los extremeños afirma saber qué son los Asociaciones de Consumidores y qué papel desempeñan en la sociedad; es más, consideran la labor de las asociaciones de consumidores como un instrumento fundamental en la lucha contra los abusos de las grandes compañías. Un 77% de los encuestados opina que deben servir para organizar y movilizar a los consumidores.

   Finalmente, los consumidores extremeños consideran que las acciones colectivas son las más adecuadas para defender sus derechos. Así, el 54% estima que los consumidores no deben limitarse a reclamar cada uno de forma individual, y el 81% opina que los consumidores deben organizarse para presionar colectivamente y lograr cambios de fondo que mejoren su posición.

Para leer más