Publicado 21/01/2022 14:15

Extremadura, cruce de culturas con los festivales musicales de Flamenco y Fado de Badajoz y Womad de Cáceres

Archivo - Un concierto del Womad en Cáceres en una edición anterior.
Archivo - Un concierto del Womad en Cáceres en una edición anterior. - WOMAD - Archivo

   MADRID/BADAJOZ, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Extremadura ha puesto en valor en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra en Madrid hasta el domingo 23 de enero, los festivales de música Flamenco y Fado de Badajoz y Womad de Cáceres como dos citas que, desde el oeste de España, posicionan a la región como un cruce de culturas a través de manifestaciones culturales de todo el mundo.

   Desde 2008, Badajoz se convierte en verano en la capital transfronteriza del flamenco y del fado gracias a dicho festival que une a personas de España y Portugal a través de la música y de la cultura. Una cita cultural, cuya próxima edición está prevista del 1 al 9 de julio, que se nutre de la unión de dos grandes músicas para fusionarlas en el escenario y mostrar lo mejor de cada artista.

   Reconocido por su veteranía y por la calidad de sus programaciones, el Festival de las músicas y las artes multiculturales Womad se celebra en Cáceres desde 1992 y, además de espectáculos musicales de distintas formaciones y solistas de todo el mundo, se organizan otras actividades como talleres, pasacalles o proyecciones cinematográficas y exposiciones.

   La consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores, ha presentado el producto turístico 'Universos musicales de Extremadura' en el stand de Extremadura en Fitur, acompañada de la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas; el director y el gerente del Teatro López de Ayala de Badajoz, Willy López y Miguel Ángel Jaraíz, respectivamente, y la directora gerente del Gran Teatro de Cáceres, Silvia González.

   Nuria Flores ha señalado en primer lugar que la riqueza de la tierra extremeña reside en su patrimonio cultural y natural, sus paisajes, encantos gastronómicos, cielos limpios y noches estrelladas, la amabilidad de su gente y también en la oferta cultural en vivo presente durante todo el año, a la vez que ha incidido en que desde la Junta apuestan por un turismo "de calidad, sostenible y seguro" y, en paralelo, por una cultura "de carácter universal y abierta al mundo que fomente el diálogo y también por supuesto el entendimiento".

   En este marco, la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes a través del Teatro López de Ayala de Badajoz y el Gran Teatro de Cáceres impulsa junto con el resto de instituciones consorciadas el Festival de Flamenco y fado de Badajoz y el Womad de Cáceres, que ha destacado como dos festivales de música que, desde el oeste de España y la periferia de Europa, posicionan a Extremadura "como un foco para el cruce de culturas a través de las manifestaciones culturales de unos y otros lugares".

   La asistencia a festivales de música supone, ha aseverado, enriquecimiento desde el punto de vista cultural en tanto que contribuye al progreso de la sociedad, pero también un crecimiento económico del lugar en el que se desarrollan, además de un "gran atractivo turístico".

   Respecto al Festival de Flamenco y Fado de Badajoz, Flores ha resaltado que proporciona "claves" para entender la cultura portuguesa y la española desde sus dos músicas declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; así como que invita a su público a conocer el pasado histórico de la ciudad, los "tesoros" del Museo Arqueológico Provincial o a lanzar una mirada al arte contemporáneo internacional del Meiac, consiguiendo un flujo turístico y económico desde la música y la cultura ibérica e internacional.

   Sobre el Womad de Cáceres ha subrayado que tras dos ediciones sin celebrarse por la pandemia este año volverá a ser "foco de atención" para visitantes de todo el mundo, y que, entre sus atractivos, cuenta con la ubicación en un recinto declarado Patrimonio de la Humanidad y por otro con la diversidad de estilos musicales y procedencias.

   Los datos de público de la última edición celebrada en 2019 arrojan 155.000 asistentes, número que pone de manifiesto la relevancia de esta cita cultural como "reclamo turístico" para personas de todas las edades o gustos musicales.

   "Dos festivales de música que son representativos del diálogo cultural por el que apuesta Extremadura a través de su oferta cultural", ha ensalzado la consejera, junto con que "son también una oferta turística de calidad que se complementa con los atractivos naturales e históricos de la región".

FESTIVAL DE FLAMENCO Y FADO

   Por su parte, Willy López ha hecho hincapié en que el López de Ayala acoge un cruce cultural y musical a través del Festival de Flamenco y Fado y en que Badajoz se convierte en epicentro de un evento "único" donde se abrazan las músicas de ambos lados de la raya, al tiempo que ha expuesto las "claves esenciales" del festival: "consolidar el trabajo que se viene haciendo desde hace años para llegar a la excelencia que merece el público, mostrar todo aquello que la ciudad y la región necesita, y crecer para seguir siendo un evento cultural de primer nivel".

   Miguel Ángel Jaraíz ha recordado que, desde 2008, han pasado por el Festival de Flamenco y Fado, el único de España y Portugal dedicado a ambas músicas, los grandes artistas flamencos españoles como Enrique Morente, Paco de Lucía, Vicente Amigo, Buika, Sara Baras o Miguel Poveda y extremeños como Miguel Vargas, Jesús Ortega, Celia Romero o Esther Merino, junto a las máximas figuras del fado como Dulce Pontes, Mariza, Antonio Chainho, Carminho o Ana Moura.

   Junto a los conciertos en el auditorio abaluartado Ricardo Carapeto y en las últimas ediciones también en la terraza de verano del López de Ayala, se desarrollan actividades paralelas como exposiciones de fotos, conferencias o proyecciones de cine documental, en este festival que, para próximas ediciones, se está planteando su extensión en Portugal "con el objeto de traspasar fronteras literalmente y extender su programación a ciudades portuguesas como Elvas, Campo Mayor y Évora además de Lisboa", ha avanzado Jaraíz.

WOMAD

   Finalmente, Silvia González ha recordado que, desde que en 1992 el Consorcio Gran Teatro de Cáceres decidiera a poner en marcha en la capital cacereña el Womad promovido por el músico Peter Gabriel en 1982, han pasado 30 años y muchos artistas procedentes de diversos países del mundo por las calles y los escenarios cacereños.

   Un festival cuyo fin es la difusión e integración de diferentes culturas de todo el mundo que aportan al evento una riqueza y diversidad "inigualables", ha continuado, junto con que gracias a su puesta en marcha en 1997 el Consorcio obtuvo el Premio nacional a la solidaridad y sensibilización contra el racismo que otorgan CCOO y otras instituciones europeas; o en 2002 fue galardonada por la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura con el Premio Tolerancia.

   En este punto, ha reconocido que Womad cumplirá 29 años aunque podría estar en la treintena de no ser por los dos años que la situación pandémica ha impedido su celebración, al hilo de la cual ha admitido que están "ansiosos" su desarrollo el próximo mes de mayo cuando calles y plazas de la urbe cacereña se llenen de aficionados a las músicas del mundo.

Más información