Actualizado 11/02/2008 16:19:50 +00:00 CET

Greenpeace alerta sobre el proyecto de construcción de la refinería Balboa en un informe sobre contaminación en España

MÉRIDA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace alertó hoy, en el informe 'Contaminación en España', sobre el proyecto de construcción de la refinería Balboa en Extremadura como uno de los "más preocupantes" para le región.

Greenpeace comienza hoy en Barcelona una campaña bajo el lema '¿Quién contamina?' que llevará al Arctic Sunrise, uno de los buques de la organización, por la costa española señalando a los principales responsables de la contaminación en España.

La organización inició sus actividades presentando el informe 'Contaminación en España' que incluye mapas de puntos negros por comunidades autónomas y por sectores contaminantes.

Greenpeace ha centrado su trabajo en los tres sectores que más contribuyen a esta situación. Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, el 41,4% de la contaminación se debe a la producción industrial, el 15,2% al vertido y tratamiento de los residuos urbanos y el 14,1% a los hidrocarburos.

"Una situación que podría solventarse si las Administraciones públicas no fueran tan permisivas con quienes contaminan y aplicasen los controles marcados por la ley", apuntan desde Greenpeace.

La organización ecologista critica que la contaminación del medio ambiente es el resultado de políticas industriales, de residuos y de transporte "muy laxas y cómplices" con la industria.

Esto ha permitido a las empresas, a juicio de Greenpeace, obtener "grandes beneficios con sus negocios, ya que no incluyen los costes asociados a la contaminación y al deterioro de la salud pública". En España, por ejemplo, el 100% de la restauración de suelos contaminados se sufraga con fondos públicos frente al 7% de Francia.

EXTREMADURA.

La comunidad extremeña posee algunas industrias pesadas como la siderúrgica de Jerez de los Caballeros y algunos polígonos industriales dispersos por su geografía de los que cabe destacar el de Almendralejo, según informó Greenpeace.

Pero lo "más preocupante" es el proyecto del grupo Gallardo de construir una nueva refinería en Los Santos de Maimona, una zona de amplias dehesas de encinas.

Estas instalaciones producen un "gran impacto" ambiental tanto por contaminación atmosférica como por vertidos contaminantes a suelos y a los cauces próximos, lo que vendría a empeorar "aún más la ya maltrecha calidad de las aguas que presenta el Guadiana a su paso por Extremadura".

Además, el crudo tendría que llegar desde la costa, con lo que necesitará más de 200 Km. de tuberías para bombear el petróleo desde Huelva, atravesando zonas protegidas, apuntan desde Greenpeace.

DEMANDAS DE GREENPEACE.

La asociación Greenpeace demanda la creación de una Agencia de Control de la Contaminación que garantice el cumplimiento de la legislación europea y nacional, y aborde el problema de "forma global".

También un cambio del modelo de gestión de residuos que ni esconda las basuras ni las queme.

"La solución es el modelo de residuo cero que plantea aprovechar todos los residuos como materia prima. Para alcanzar este objetivo, "residuo cero" exige a los fabricantes a asumir el coste de la recogida y eliminación segura de sus productos y sus envases si no se pueden reutilizar, reciclar o compostar", apuntan.

También proponen la implantación de un nuevo régimen de responsabilidad ilimitada para la industria petrolera a través de toda la cadena de custodia y establecer un régimen especial de vigilancia, control y sanción para la Bahía de Algeciras y Gibraltar.