Actualizado 16/05/2012 15:01 CET

El presidente del TSJEx cree que la nueva demarcación judicial "no se hará ni a corto ni a medio plazo"

Julio Márquez De Prado, Presidente Del Tsjex
EUROPA PRESS

El estudio, que es provisional, agrupa juzgados buscando una racionalización del trabajo y aprovechar los recursos humanos y materiales

CÁCERES, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), Julio Márquez de Prado, considera que la propuesta que ha hecho el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre las nuevas demarcaciones judiciales con la agrupación de juzgados, "no se llevará a cabo ni a corto ni a medio plazo" ya que se trata de un estudio "provisional" y la última palabra la tienen el Gobierno y las Cortes Generales.

Márquez de Prado ha explicado que, según este informe, el mapa judicial para Extremadura contempla la reducción de los 21 partidos judiciales que existen actualmente en 7 agrupaciones, (5 en la provincia de Badajoz y 2 en la de Cáceres), de manera que se trata de "racionalizar el trabajo" y "concentrar todos los medios humanos y profesionales" además de "apostar por la profesionalización".

El estudio recoge que en la provincia de Cáceres se pasaría de 7 partidos judiciales a 2; uno de ellos compuesto por Coria-Plasencia-Navalmoral con una población de 210.663 habitantes, y otro que incluiría Cáceres-Valencia de Alcántara-Trujillo y Logrosán, con 204.420 habitantes.

En la provincia de Badajoz, de los 14 partidos judiciales actuales se pasaría a 5 que estarían agrupados en Badajoz-Olivenza (207.387 habitantes); Mérida-Montijo (120.815 habitantes); Villanueva-Don Benito-Castuera-Herrera del Duque (152.412 habitantes); Zafra-Jerez de los Caballeros-Fregenal de la Sierra-Llerena (130.047 habitantes), y Almendralejo-Villafranca (81.326 habitantes).

En cualquier caso el presidente del TSJEx insiste en que "esto es un estudio provisional" que tendrán que revisar las Salas de Gobierno de los Tribunales Superiores para realizar sus aportaciones y enviarlas de nuevo al CGPJ que a su vez la remitirá al Ministerio de Justicia para que las tenga en cuenta según la realidad de cada región.

CONFERENCIA DE PRESIDENTES DE TSJ

Además, la conferencia de presidentes de Tribunales Superiores de Justicia (TSJ), que se celebrará en octubre en Albacete, también analizará esta cuestión para aportar sugerencias a este nuevo diseño del mapa judicial de España, que en cualquier caso tendrá que pasar por las Cortes Generales, "algo que no ocurrirá ni este año, ni a lo mejor el que viene", remacha Márquez de Prado.

El presidente del TSJEx ha dejado claro, en la rueda de prensa celebrada en la sede del Alto Tribunal extremeño, que "no se suprimirá ningún juzgado" sino que "únicamente se concentrarán", de manera que, por ejemplo, los dos que existen en Navalmoral irían a Plasencia, pero "no supondría la supresión de ningún puesto de trabajo".

Tampoco se habla en ese informe de las cabeceras de los partidos judiciales resultantes ya que, finalmente serán los Parlamentos autonómicos los que decidan esa cuestión. "Ese asunto está pendiente y eso, que a la postre suscitará más problemas, es el Parlamento autonómico el que tendrá que ultimarlo".

Según ha explicado Márquez de Prado, lo ideal sería que se pusieran en marcha "a la vez" los juzgados de instancia y los juzgados de base, que sería como " recuperar los antiguos juzgados comarcales y de distrito", recuerda el presidente, ya que así "se descargaría de trabajo a los de instancia" y se "equipararía la labor".

"Desmantelar las actuales cabeceras de partido no es oportuno y creo que se debe establecer conjuntamente una pirámide judicial con tribunales de base", insiste.

IDEA DEL ANTERIOR GOBIERNO

Márquez de Prado ha recordado en su comparecencia que esta idea de la nueva demarcación y planta judicial se inicia con un estudio de una comisión de expertos que nombró el Consejo de Ministros en abril de 2009 con el anterior Gobierno socialista.

No obstante, considera "correcta" esta nueva agrupación siempre y cuando "se creasen paralelamente los juzgados de base", recalca, ya que "hay juzgados en Extremadura que tienen una escasa carga de trabajo y al lado hay otro partido judicial que está sobrecargado y por ello con esta idea se tiende a equiparar el trabajo de los juzgados".

Para el máximo responsable del Alto Tribunal extremeño esta reforma del mapa judicial que se pretende llevar a cabo es "importante" y de "gran calado", pero subraya, de nuevo, que "es solo un estudio provisional".

"Vamos a iniciar el estudio de este documento y vamos a hablar con todas las personas interesadas para conseguir una Justicia más útil para los ciudadanos, que es finalmente lo que se persigue", concluye.