El PSOE de Extremadura reclama que los fondos agrarios que "pierde" la región se computen como "deuda contemporánea"

Actualizado 09/07/2015 0:12:13 CET
María Teresa Macías
PSOE

MÉRIDA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Extremadura ha considerado que la política agraria de la comunidad autónoma ha entrado en una "deriva", que es "preocupante", como consecuencia del "escaso peso político" del Gobierno de Extremadura, por lo que va a solicitar que todas las "perdidas" de fondos y ayudas se computen como "deuda contemporánea".

La secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural del PSOE de Extremadura, María Teresa Macías, ha advertido que la falta de "peso político" del Ejecutivo regional en las negociaciones con el Ministerio de Agricultura, "se suma a los "problemas de financiación, de sanciones a cooperativas, de precios de mercado, la ausencia de respuestas".

Asimismo ha criticado la "falta de diálogo que impone el Gobierno de Extremadura", que según señala Macías prescinde de la opinión del sector agroganadero extremeño.

El PSOE ha resaltado que "nunca ni en tan poco tiempo" la agricultura y la ganadería extremeñas "han perdido tanto en sus negociaciones con el gobierno central". "En cada Conferencia Sectorial de Agricultura Extremadura suma pérdidas", afirma Macías, a lo que añade los 118 millones de euros que "han recortado" a Extremadura para Desarrollo Rural.

Por este motivo, los socialistas extremeños van a pedir a los grupos políticos del Parlamento regional que "todas las pérdidas de fondos y ayudas del sector, así como el recorte mencionado para desarrollo rural, se computen como deuda contemporánea del Estado", ha indicado en una nota de prensa.

"Trabajaremos para exigir que todas estas pérdidas se computen dentro de la deuda contemporánea que están provocando los gobiernos del PP", ha apostillado.

En su opinión debe haber una "reacción" del Gobierno de José Antonio Monago, o de lo contrario "se agravarán las consecuencias para el futuro de un rotundo error político". Y es que "el diálogo no existe para el gobierno del PP", ha señalado la secretaria regional de Agricultura del PSOE.

Mientras otras regiones "hablan de la situación de la PAC tras la última conferencia Sectorial, el gobierno extremeño arremete contra organizaciones agrarias sólo por haber preguntado cómo queda la regionalización del pago base", señala Macías. Se trata, apunta, "de una información, ocultada por intereses electorales en mayo, que es tan mala para Extremadura que al gobierno no le interesa que se sepa".

"La incapacidad del Gobierno de Monago también es notoria en el sector vitivinícola", ha añadido, que "vive una profunda crisis de precios y excedentes". En este caso, el Ejecutivo regional "está dejando que el Ministerio decida según los intereses de otras comunidades", de modo que "a las bodegas extremeñas se las va a obligar a regalar vino y asumir mayores costes en una destilación que no es la que ha pedido el sector extremeño", ha subrayado la secretaria socialista.

La Junta de Extremadura "no ha sido capaz de exigir una destilación de crisis vinculada a la mejora de la calidad o lograr ayudas para la cosecha en verde y así aliviar el mercado". En este gobierno "en tiempo de descuento", ha concluido, "nadie se molesta en negociar nada ni en Madrid ni en Bruselas".

Para leer más