Vara pide ayuda al Gobierno para bajar el paro en su toma de posesión

Actualizado 05/07/2015 11:14:08 CET
Guillermo Fernández Vara
Foto: EUROPA PRESS

   Pedro Sánchez, Rubalcaba, Bono, Patxi López, Ibarra y Cándido Méndez arropan al dirigente socialista

   MÉRIDA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha tomado posesión de su cargo como presidente de la Junta en un acto abierto al público y sin protocolo, y en el que ha aprovechado la presencia de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para reclamar ayuda al Gobierno central para bajar el paro.

   "Extremadura necesita que exista para todo el mundo, y tiene que existir también para nuestro Gobierno. Voy a ser muy exigente, porque Extremadura, sin el compromiso del resto de España no puede superar la tasa de paro del 30 por ciento. Solos no podemos".

   Así lo ha indicado Vara en el acto de toma de posesión del cargo de nuevo presidente extremeño, en el que ha utilizado la fórmula de la promesa, en un acto celebrado en el Patio de los Naranjos de la Asamblea de Extremadura, un espacio exterior del parlamento regional, al que han acudido cientos de ciudadanos, y que ha finalizado con una interpretación del himno regional a cargo del cantaor flamenco Manuel Pajares.

   Asimismo al acto ha acudido el presidente saliente, José Antonio Monago, así como la ministra de Empleo, Fátima Báñez, como representante del Ejecutivo de Mariano Rajoy, e importantes personalidades del Partido Socialista, entre ellos su secretario general, Pedro Sánchez, su antecesor y exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba, y el exministro del interior y expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono.

   El secretario federal de Acción Política del PSOE, Patxi López, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra también han acudido al acto, al igual el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, así como alcaldes de localidades extremeñas y portuguesas, la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, además de representantes de los agentes sociales de la región y muchos ciudadanos a título individual que han querido acompañar a Fernández Vara en su toma de posesión.

   Al tratarse de un acto abierto, el público asistente ha mostrado su afectividad hacia algunos de los invitados, de tal modo que Pedro Sánchez ha sido recibido con aplausos y gritos de "presidente, presidente", mientras que Monago y Báñez, que han llegado juntos, han recibido algunos abucheos. El propio presidente saliente ha sido increpado en algunos momentos de su intervención.

   En su intervención, Vara ha marcado los que serán sus principales objetivos de la legislatura, como son la lucha contra la exclusión social, así como la defensa de la igualdad de oportunidades. "Nada ni nadie podrá detener la firme voluntad de un pueblo que quiere recuperar como principio la igualdad de oportunidades", ha remarcado.

   El acto ha comenzado con la lectura del real decreto de nombramiento de Vara como nuevo presidente por parte de la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, tras lo cual se ha producido el acatamiento del cargo por parte de Fernández Vara.

   Posteriormente, en su primer discurso ya como presidente, y tras dar las gracias a sus dos familias, aquella con la que comparte apellidos y sangre, y aquella con la que comparte las ideas, ha dedicado unas palabras a la lucha contra la corrupción.

   Según ha dicho, "la corrupción ha matado los mejor de la política, que es la confianza de la gente", al tiempo que ha apuntado que la política se encuentra "en una encrucijada", puesto que hay muchos ciudadanos que "sienten que la política les ha fallado".

   Ha recordado asimismo la derrota electoral de hace cuatro años, tras lo cual los socialistas extremeños aceptaron su responsabilidad sin echar la culpa a nadie, y tras analizar las causas, construyeron un "nuevo proyecto social y político de mayorías para los extremeños".

RECUPERAR "ESPACIOS DE IGUALDAD"

   Vara ha señalado que este momento es diferente al de su toma de posesión como presidente extremeño hace ocho años, en 2007, cuando España era un país "con una gran clase media", pero la crisis de los últimos años ha obligado a fijar la prioridad de su mandato en "recuperar espacios de igualdad".

   Así, lo primero será luchar contra la exclusión social, de modo que su primer objetivo será que el próximo invierno en Extremadura "nadie pase hambre ni nadie pase frío". Otro aspecto destacado en su discurso ha sido la educación, porque tiene "claro" que "el futuro de los pueblos depende fundamentalmente de los maestros de escuela".

   El mandatario socialista ha dicho que aspira a lograr una Extremadura "más justa, más libre, más culta, más crítica, también más divertida", una región "mejor" para que los hijos de los extremeños no sientan nunca que sus padres les han "decepcionado".

   El discurso ha finalizado con una cita de Nelson Mandela: "Mi ideal más ansiado es el de una sociedad libre y democrática en la que todos podamos vivir en armonía y en igualdad de oportunidades". Por último, Vara ha pedido a los presentes que le acompañaran al gritar vivas a España y Extremadura.

MONAGO, DESPEDIDA DEDICADA A LA FAMILIA

   Por su parte, Monago, al igual que en la intervención en su toma de posesión como presidente hace cuatro años, ha dedicado palabras a su madre, pero han sido sus dos hijos los protagonistas de buena parte de su discurso, con unas palabras en forma de carta abierta.

   En la misiva, que tiene como destinatarios a sus hijos el día que cumplan la mayoría de edad, señala que durante estos años ha tratado de proteger a su familia de "todo lo que conlleva la vida política", un periodo en el que ha reconocido "aciertos y errores", que es en lo que consiste vivir, ha dicho.

   Asimismo, aconseja a sus hijos no olvidar nunca que "la fortuna siempre favorece al valiente", y que no crean en el inmovilismo. "Todo lo mejor que deseo para vosotros, es lo que quiero para Extremadura".

   El dirigente 'popular', que ha felicitado nuevamente a Vara y se ha declarado un "enamorado" de su tierra, ha señalado que tanto en la victoria como en la derrota las razones por las que está en política por Extremadura son las mismas.

   "Los motivos que me hicieron aceptar la presidencia por primera vez, son los mismos que me ilusionan en la oposición para que nuestros principios vuelvan a liderar algún día esta tierra", ha dicho.

   Finalmente, se ha despedido recitando unos versos del poema 'No te salves' de Mario Benedetti, tras lo cual ha lanzado un consejo a sus hijos, y a todo el pueblo extremeño: "no te salves, porque vuestro padre nunca lo ha hecho".

Para leer más