Publicado 06/09/2022 19:05

Voluntarios de Cruz Roja inician una campaña en Extremadura para un ocio con un consumo responsable y sin adicciones

José María Vergeles, con una de las gafas utilizadas por Cruz Roja para concienciar sobre un ocio responsable.
José María Vergeles, con una de las gafas utilizadas por Cruz Roja para concienciar sobre un ocio responsable. - JUNTA

   OLIVENZA (BADAJOZ), 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Voluntarios de Cruz Roja van a poner en marcha la campaña #Notepases, que incluye un amplio abanico de actuaciones para el consumo responsable y la prevención de conductas adictivas en las ferias, fiestas, conciertos o eventos multitudinarios de Extremadura.

   El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, y el presidente regional de Cruz Roja, Jesús Palo, han presentado este martes en Olivenza, acompañados por el alcalde, Manuel José González.

   El objetivo es abogar por una vida más saludable para la juventud, de modo que Vergeles se ha referido a la alteración en las costumbres provocadas por la pandemia, así como ha señalado que este es el primer año sin restricciones en el ocio, por lo que ha apelado a disfrutar del mismo con responsabilidad.

   Así, y a pesar de que hay una legislación al respecto, Vergeles ha considerado que es "más importante la concienciación" y ha aportado datos "preocupantes" de consumo de alcohol, que, ha dicho, comienza a edades "muy jóvenes", alrededor de los 13 años, indica la Junta en una nota de prensa.

SUMISIÓN QUÍMICA

   La campaña incluye acciones directas frente a la conocida como sumisión química, sobre la que el titular de Sanidad ha advertido que "también se puede provocar como consecuencia de un consumo excesivo de alcohol y de no poder decidir por uno mismo".

   En concreto, la campaña propone diversas terminologías para referirse a las diferentes situaciones como la sumisión química oportunista (o vulnerabilidad química), que se produce cuando el agresor aprovecha que la persona ha consumido voluntariamente drogas o alcohol; y la sumisión química proactiva, cuando la persona que quiere cometer el delito suministra la droga de manera premeditada a la persona a la que quiere agredir, robar o cometer el delito.

   De esta manera, la actuación preventiva de conductas adictivas, ha resumido el consejero, persigue que nadie, por razón de género, etnia o ideología viva con miedo una actividad de ocio.

   Por su parte, el presidente regional de Cruz Roja ha explicado que la dinamización de la campaña correrá a cargo de los voluntarios jóvenes de la entidad, que permitirán que los espacios sean más seguros y evitar el consumo irresponsable.

Contador

Más información