Condenan a la Xunta por la muerte de un agente forestal en un incendio en Guntín en 2015

Publicado 04/04/2019 19:22:22CET

   Sentencia que Medio Rural no actuó de forma "diligente" al denegar el cambio de puesto a un enfermo del corazón que falleció de un infarto

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El juzgado de lo Social número tres de Lugo ha condenado a la Consellería de Medio Rural por la muerte de un ataque al corazón de un agente forestal, que padecía una cardiopatía y se le denegó el cambio de puesto, que acudió a un incendio en el municipio lucense de Guntín en 2015.

   En un fallo con fecha del 21 de marzo, al que ha tenido acceso Europa Press, se condena a la Xunta a abonar una indemnización a la viuda del agente forestal. Contra esta sentencia cabe recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

   La sentencia señala que el fallecido había sufrido un infarto agudo de miocardio en 1996. En 2005 presentó una solicitud a Medio Rural para pasar a la segunda ocupación "por motivos de salud", con el fin de cambiar de puesto de trabajo para ser excluido de las guardias extraordinarias y de las tareas de control y extinción de incendios.

   Esta petición fue acompañada de un informe del Sergas de 2005 en el que se indicaba que "se desaconseja totalmente labores que signifiquen un estrés físico o psíquico" por una cariopatía isquémica. Esa solicitud por parte del agente forestal fue enviada hasta en tres ocasiones más a los largo de 2010, pero Medio Rural "no accedió a lo solicitado en ningún momento".

   Por ello, la jueza concluye que "no se puede considerar" que la Xunta "actuase de forma diligente en la protección de la salud de un trabajador que, finalmente, falleció de una cardiopatía que padecía con motivo de sus funciones".

   Y es que apunta que "la falta de diligencia en este caso es clara si se tiene en cuenta la dolencia del trabajador, el tipo de trabajo realizado y las condiciones en las que se efectuaba". Aquí, remarca la sentencia que "los agentes forestales que prestan servicios para la Consellería de Medio Rural acostumbran a acudir a las alarmas de incendio en vehículos oficiales y en soledad", por lo que están sometidos, "obviamente, a situaciones de estrés derivadas de la responsabilidad en la toma decisiones inmediatas en situación de peligro y de esfuerzo físico".

SIN RECONOCIMIENTOS MÉDICOS

   Además, el fallo estima en sus fundamentos de derecho que "la Consellería de Medio Rural no comunicó expresamente a X.E.C.S. la posibilidad de realizar reconocimientos médicos periódicos", de forma que el fallecido "nunca" llegó a hacerlos.

   Remarca que así lo determinó Inspección de Trabajo en un requirimiento de marzo de 2016 en el que instaba a la Xunta a implementar medidas correctoras respecto a la "no realización de los reconocimientos médicos periódicos según la normativa vigente", así como por la "falta de comunicación urgente a la autoridad laboral".

HECHOS

   El agente forestal, que prestaba servicios como trabajador por cuenta ajena para la Consellería de Medio Rural, acudió al lugar del incendio en solitario en Guntín tras recibirse una llamada a las 15,30 horas del 27 de junio de 2015 en la que se informaba del fuego.

   Sus compañeros perdieron contacto con el agente a las 16,10 horas y posteriormente fue localizado y evacuado a un hospital. Su fallecimiento se produjo ese mismo día por una cardiopatía isquémica crónica.

CRÍTICAS DE LA CIG

   Por su parte, el sindicato CIG denuncia que cuatro años después de esta muerte "la Consellería no adoptó ningún tipo de medida para garantizar la seguridad de su personal". "A día de hoy no tenemos plan de prevención ni protocolos adecuados de evacuación en los incendios", censura.

   A este respecto, la secretaria de la CIG-Autonómica, Zeltia Burgos, hace mención a que la pasada semana hubo un incendio en Boiro con un agente forestal herido por un golpe en la cabeza tras una caída, pero como la ambulancia no logró llegar hasta el lugar "hubo que improvisar en el momento cómo trasladar a la persona herida".

   Y es que el sindicato recuerda que lleva años reclamando a Medio Rural que implante planes y protocolos para afrontar estas situaciones de riesgo. Además, demanda que se evite que los trabajadores realicen sus labores solos y que, "como mínimo, se trabaje en pareja".

Contador

Para leer más