En Marea estudia denunciar ante la Fiscalía las batidas "masivas" de zorros autorizadas por la Xunta

Publicado 10/01/2019 19:19:21CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El diputado autonómico de En Marea Francisco Casal ha manifestado el desacuerdo de su grupo parlamentario sobre la "autorización y patrocinio" por parte de la Xunta de "las matanzas de zorros" que se producirán este fin de semana en los campeonatos provinciales a los que seguirán el gallego y el estatal, que se desarrollarán en Galicia.

En Marea considera que un campeonato organizado "para ver quién mata a más especies silvestres de alto valor para la diversidad como el zorro" no se puede considerar un deporte. Por esto, el partido instrumental presentó diversas iniciativas para que la Federación Galega de Caza deje de recibir ayudas de la Secretaría Xeral para o Deporte.

"En esto sí que Galicia es líder. Ningún gobierno en España autoriza la matanza de tantos zorros como la Xunta", ha señalado Casal. "Innumerables estudios científicos demostraron que la caza indiscriminada de zorros en ningún caso puede ayudar a la gestión medioambiental de la especie y de su hábitat, más bien hace todo lo contrario", ha añadido el diputado.

Las autorizaciones se amparan en el artículo 16 de la resolución de periodos de caza del año 2018, así como en los artículos 49 y 50 de la Ley 13/2013 de Caza de Galicia, "dándoles de manera eufemística la categoría de 'batidas de gestión'".

Dichos artículos exigen una serie de estudios y actuaciones en los tecores donde se van a producir las batidas para poder ser autorizadas.

"En Marea tiene serias dudas de que los requisitos que exige la ley se estén cumpliendo de manera rigurosa, científica y específica para cada tecor", ha señalado el diputado de En Marea Francisco Casal.

De esta manera, el partido va a solicitar la documentación presentada por los tecores para analizar su solvencia y en el caso de carecer de ella, pondrá el asunto en manos de la Fiscalía de medioambiente por un posible delito de prevaricación en las autorizaciones y atentado medioambiental.

Contador