Publicado 01/09/2016 18:07CET

El plan 'Marcos' permitirá la permuta temporal y arrendamiento de fincas para facilitar la movilidad de tierras

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno gallego impulsará un nuevo sistema de reestructuración de la superficie para facilitar la movilidad de tierras agrarias y mejorar su aprovechamiento, bajo la denominación de 'plan Marcos' (Mecanismo Agrario de Reestructuración Comunitaria da Superficie).

Este mecanismo se concibe como complementario a las reestructuraciones parcelarias tradicionales pero previsto para zonas de pequeño tamaño (entre 50 y 200 hectáreas) y en las que existan necesidades de tierra por parte de explotaciones agrarias.

Según ha explicado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, consiste en un intercambio voluntario entre titulares de explotaciones y arrendamientos de los predios no utilizados con carácter reversible y temporal, durante 15 años, aunque prorrogable.

Entre las ventajas de este modelo está su "agilidad" porque podría completarse en unos seis meses, y el bajo coste, ya que se adapta a las infraestructuras viales existentes y las parcelas mantienen su morfología, conservando intactos los cierres, muros y delimitaciones.

Por el momento, se trata de un proyecto piloto y se estudia sobre qué zonas empezar a trabajar. Sobre la mesa están Vilalba y su entorno, en Lugo; Eume y Ortegal, en A Coruña; y Deza, en Pontevedra.