Actualizado 28/11/2009 19:05 CET

Rural.- Unas 20 entidades agrarias crean la Federación Rural Galega, que presidirá Xurxo Álvarez, dirigente del SLG

Su objetivo es prestar asesoramiento técnico a las explotaciones y posicionarse sobre cuestiones como la crisis del sector lácteo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unas veinte entidades y asociaciones agroganaderas y forestales constituyeron hoy la Federación Rural Galega (Fruga), que presidirá uno de los dirigentes del Sindicato Labrego Galego (SLG), Xurxo Álvarez, que en 2007 disputó a su actual secretaria general, Carme Freire, este cargo.

En el acto, que se celebró hoy en el Pazo de Feiras e Congresos de Lugo y al que asistieron más de 200 personas, se eligió, además, a los 57 miembros de su junta directiva, entre los que figuran ex responsables y afiliados del SLG como Manuel Dacal, Elías Somoza, Xosé Manuel González Vilas o Mar López Vilas.

Asimismo, acudieron al evento los técnicos de extensión agraria y ex altos cargos de la Consellería de Medio Rural en el Gobierno bipartito, que integrarán el comité de apoyo de esta federación.

Entre ellos, figuran los ex delegados de la Consellería de Medio Rural en Lugo y uno de los fundadores del SLG, Emilio 'Milucho' López; y de Ourense, Xosé Rodríguez Cid; los ex directores xerais de Estruturas e Infraestruturas Agrarias, Xosé Carballido y de Produción, Industrias e Calidade Agroalimentaria, Antonio Oca.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Fruga estimó que la federación suma entre 500 y 600 asociados, vinculados a la veintena de entidades y asociaciones que hoy se "fusionaron" para trabajar "de forma más coordinada".

OBJETIVOS

Su objetivo es prestar asesoramiento técnico y servicios a explotaciones agroganaderas y propietarios forestales. Aparte, la Federación se posicionará ante determinadas cuestiones como puede ser la crisis del sector lácteo y el impulso de los contratos homologados de compraventa de leche de vaca.

También son partidarios de reducir los costes de producción con el incremento de la base territorial de las granjas a partir del Banco de Terras (Bantegal) o de la conveniencia de constituir unidades de gestión forestal (Uxfor).

Este posicionamiento a favor de iniciativas promovidas por el equipo que estaba al frente de la Consellería de Medio Rural en el Gobierno bipartito, departamento cuya dirección correspondió al BNG, se complementará con el "asesoramiento" de ex altos cargos de ese gabinete.

UN ESPACIO SIN CUBRIR

"El SLG es agua pasada para algunos, aunque otros conviven en él", afirmó recientemente a Europa Press uno de los miembros de la directiva de Fruga, Manuel Da Cal al ser preguntado por la presencia de personas con posturas divergentes a las del Sindicato Labrego Galego en esta iniciativa, dadas las diferencias evidenciadas entre los ex dirigentes de Medio Rural y esta organización agraria en la pasada legislatura, pese a compartir una ideología nacionalista.

"Nosotros no queremos revolver tiempos pasados, no se exige ninguna connotación sindical o política a nadie que quiera formar parte de la federación", insistió para asegurar que en las asociaciones que pretenden conformar la federación hay afiliados de Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores, SLG y otros desvinculados de los sindicatos.

"Tenemos vocación de cubrir un espacio que no estaba cubierto", señaló en referencia a la demanda de asesoramiento por parte de determinadas explotaciones agrarias, ganaderas y forestales "por ejemplo para solicitar la ayuda del Contrato de Explotación Sustentable". Algunas de esas granjas, según expuso, o bien carecían de quién les asesorase o "no les gustaba la oferta".

"Queremos cubrir ese déficit que hay", reiteró, al tiempo que subrayó que la federación no nace con una "vocación exclusiva de ser un sindicato", sino de prestar servicios técnicos.

IMPLICACIÓN POLÍTICA

No obstante, Dacal rechazó que la federación vaya a mantenerse al margen de la política. "El apoliticismo es malo y lleva a posiciones parafascistas", defendió para aclarar, sin embargo, que la Federación Rural Galega no será un partido político ni una organización sindical.

"Hai militantes de la UPG --Unión do Povo Galego--", admitió en referencia a esta formación política hegemónica en el BNG, pese a insistir que entre los asociados de las distintas organizaciones --distribuidas en las cuatro provincias gallegas-- hay diferentes opciones políticas representadas e insistir en que la Federación Rural Galega estará "abierta a todos".