Publicado 16/09/2020 13:45:22 +02:00CET

Rural.- Nueve incendios forestales siguen sin control en Ourense, donde la superficie quemada rebasa las 9.000 hectáreas

Incendio de Vilariño de Conso en Ourense
Incendio de Vilariño de Conso en Ourense - Rosa Veiga - Europa Press

   Medio Rural destaca la evolución "favorable" de los incendios en Vilariño de Conso, Lobios y Cualedro

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Nueve incendios forestales continúan activos y sin control en la provincia de Ourense, aunque la Consellería do Medio Rural destaca en su último comunicado que estos fuegos, entre los que se incluyen algunos que rebasan el millar de hectáreas calcinadas, evolucionan de forma "favorable".

   Es el caso de los incendios que desde el pasado fin de semana han arrasado miles de hectáreas en Vilariño de Conso, Cualedro y Lobios, este último con afectación en el Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés. En estos tres municipios, el fuego ha devorado casi 5.500 hectáreas.

   En total, según las últimas estimaciones ofrecidas por la Administración autonómica, los 16 incendios pendientes de extinguir en la provincia de Ourense han quemado ya más de 9.000 hectáreas.

   De ellos, nueve siguen sin control, aunque su evolución es "favorable". Los más grandes se ubican en la parroqua de Sabuguido de Vilariño de Conso (2.000 hectáreas desde la madrugada del domingo), en Río Caldo de Lobios (otras 2.000 hectáreas desde la tarde del sábado) y en los dos fuegos que siguen activos en Cualedro (ambos en la parrouqia de Montes con 1.300 y 80 hectáreas afectadas, respectivamente).

   También siguen activos los incendios de Chandrexa de Queixa (500 hectáreas), Manzaneda (hay dos, uno declarado el lunes en Cernado con 450 hectáreas afectadas y otro en Paradela de 400 hectáreas), A Mezquita (450 hectáreas en Cadavós), Rairiz de Veiga (de 300 hectáreas en Sabariz) y, por último, en Montederramo (30 hectáreas en Gabín).

INCENDIOS ESTABILIZADOS Y CONTROLADOS

   Por su parte, otros tres fuegos forestales están estabilizados: uno en Vilar de Barrio con 700 hectáreas quemadas en la parroquia de Rebordechau, otro en Vilardevós con 350 hectáreas afectadas en Vilar de Cervo y, por último, uno en Muíños, donde las llamas han consumido once hectáreas en la parroquia de Requiás, dentro del Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés.

   Bajo control se encuentran los incendios de A Gudiña (declarado el martes en Pentes con 150 hectáreas de superficie afectada), de Laza (60 hectáreas en Camba), Ribas de Sil (60 hectáreas en Peites) y A Pobra de Trives (50 hectáreas en Pena Petada).

Contador