Publicado 23/02/2015 19:57CET

Rural.- UU.AA. reclama al Ministerio "coordinación" para los fondos del PDR e impedir "competencia desleal" entre CC.AA.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unións Agrarias (UU.AA.) ha reclamado este lunes una mayor "coordinación" al Ministerio de Agricultura en la aplicación de fondos provenientes del Programa de Desarrollo Rural (PDR) para "impedir la competencia desleal" entre comunidades autónomas

En un comunicado, el sindicato ha puesto en valor un instrumento de la comunidad de Castilla y León de estabilización de ingresos en explotaciones de leche, que tiene como objetivo compensar a los ganaderos lácteos en el caso de sus ingresos disminuyan más de un 30% de los ingresos anuales medios del trienio anterior, entre otros baremos.

Asimismo, esta organización agraria critica la discriminación que sufren los ganaderos gallegos por la interpretación que se hace desde la Consellería de Medio Rural y, concretamente el FOGGA, del cumplimiento de los requisitos para poder beneficiarse del pago por prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente (también conocido como 'greening' o verdeo).

Así, "la normativa estatal establece que el requisito de diversificación de cultivos debe cumplirse bien en el ciclo de invierno o en el de primavera, y permite a cada solicitante decidir cuál es el cultivo principal en cada recinto en el caso de dobles cosechas". Sin embargo, "el Gobierno gallego decidió que en Galicia, la diversificación de cultivos debe cumplirse en todo momento del año y que el periodo principal del cultivo es el de primavera".

"Esto implica que la práctica tradicional de la rotación hierba-maíz que hacen nuestras explotaciones no se pueda acoger a una de las excepciones que establece la normativa del cumplimiento del 'greening' para aquellos casos en los que la hierba represente más del 75% de las tierras de cultivo y que se limite el cultivo del maíz al 75% de las tierras arables de las explotaciones que tienen una superficie superior a las 10 hectáreas", lamenta Unións Agrarias.

Por todo ello, para poder cumplir con los requisitos del 'greening' y poder optar a este pago --que representa la mitad del importe que cobra cada explotación por los derechos de pago básico-- la superficie de maíz de la granjas "se reducirá en más de 16.000 hectáreas al año y se incrementarán los costes de producción por la compra de forrajes y alimentos de fuera de la explotación".