CxG plantea un diálogo con BNG y En Marea para una coalición gallega

Actualizado 20/02/2019 14:55:47 CET

   La Asamblea Nacional Galega se ofrece para mediar entre estas formaciones y lograr una candidatura única "gallega y galleguista"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Compromiso por Galicia ha planteado a En Marea y BNG abrir un diálogo para estudiar una posible coalición gallega para las elecciones generales del 28 de abril e incluso ha propuesto la fecha del 28 de febrero para un posible primer encuentro de las fuerzas políticas.

   Para ello, ha enviado una carta a las direcciones de ambas formaciones y a sus máximos dirigentes, todavía sin respuesta, según las fuentes de todos los partidos implicados consultadas por Europa Press.

   La idea sería una coalición exclusivamente con fuerzas con centro de decisión en Galicia, un intento que ya fracasó para las elecciones generales de 2015. La condición de fuerzas propias gallegas lo era y también entonces para el BNG y, por ello, se hacía imposible una alianza con Esquerda Unida y Podemos, que concurrieron junto a Anova en coalición bajo la marca En Marea.

   Pero en los últimos tres años y medio la situación política ha cambiado, puesto que En Marea pasó de ser una coalición de formaciones políticas a constituirse en partido político y vive su propia crisis interna.

   Así, el llamado sector crítico --formado por las mareas de las ciudades y las direcciones políticas de los partidos que en 2015 formaron la coalición-- ya piensan en una nueva fórmula de concurrencia a las generales más allá del partido instrumental (que podría ser una reedición de la coalición de 2015 ampliada), mientras que la dirección de Luís Villares ha convocado primarias internas para la candidatura confiando públicamente en que en ellas participen los discrepantes.

   Pero los puntos de partida, si ese encuentro llega a realizarse, están distantes. Por un lado, el BNG mantiene "las puertas abiertas a todas las fuerzas que defiendan los intereses de Galicia", pero ya ha lanzado su propio proceso para la elaboración de las candidaturas para las generales.

   Mientras, En Marea también ha iniciado su proceso de primarias, que abre a cualquier persona que quiera presentarse (esté o no inscrito actualmente en el partido instrumental), y aunque ha apostado por un alianza de fuerzas progresistas --de izquierdas y nacionalistas-- para el Senado, no lo ha considerado así para el Congreso.

PROPUESTA DE COMPROMISO

   En este escenario, la Comisión Executica Nacional y el Consello Nacional de Compromiso por Galicia (CxG) decidió abrir un diálogo con BNG y En Marea y convocó a las ejecutivas de BNG y de En Marea, desde su posición de cuarta fuerza política municipal, aunque considera también que se tiene que "sumar el resto de partidos con centro de decisión en Galicia".

   "Ante el llamado al voto útil y la deriva de los acontecimientos y posiciones en la votación de los Presupuestos Generales del Estado, los galleguistas entendemos que es el momento de hacer un esfuerzo de la clase política gallega con el objetivo de tener un grupo político con centro de decisión exclusivo en Galicia", ha señalado la formación política en un comunicado.

   El objetivo pasaría por conseguir una representación "genuinamente gallega" en las cámaras del Estado, "para lo que hace falta generosidad en los partidos gallegos".

   Según el secretario xeral de CxG, Juan Carlos Piñeiro Docampo, la propuesta de alianza sería trasladar una "colaboración de vecinos" a las elecciones generales, en las que Galicia "se juega estar o no estar" como país "en la próxima configuración del Estado".

COALICIÓN ESTRATÉGICA

   "Apostamos por una coalición estratégica y generosa de fuerza con centro de decisión exclusivamente en el país", ha manifestado el secretario xeral de Compromiso, quien ha puesto encima de la mesa el "esfuerzo" para que esto sea "posible".

   La formación galleguista, sin representación en el Parlamento de Galicia aunque con varias alcaldías --una de las más significativas la de Lalín--, considera que "no toca anteponer los proyectos partidarios de país, de ayuntamientos o de Europa", porque "no es esa la convocatoria". "Esta es una situación excepcional que requiere de una división política plural y de arriesgar todos para conseguir representar los intereses gallegos con autonomía e independencia", ha agregado.

   Cree, además, que esta alianza gallega "no tiene que ser negativa" a unas semanas de las elecciones municipales y europeas. "Más bien al contrario, seguro que la gente valora positivamente hacer política de defensa de Galicia", ha sentenciado.

ASAMBLEA NACIONAL GALEGA

   Entre tanto, la Asamblea Nacional Galega (ANG) se ha mostrado "dispuesta" a promover "el diálogo entre las tres organizaciones políticas gallegas soberanas" para la formación de una candidatura única "gallega y galleguista para las elecciones generales".

   Así, ha ofrecido su colaboración a los portavoces de las tres organizaciones políticas: Luís Villares (En Marea), Ana Pontón (BNG) y Juan Carlos Piñeiro (Compromiso por Galicia) o a los representantes políticos que se decidan para "promover y convocar alguna reunión entre ellos y favorecer así una necesaria interlocución por medio de la que se consigan los resultados esperados".

   La Asamblea Nacional Galega ha impulsado un manifiesto en el que pide una candidatura única para que Galicia "cuente con un grupo parlamentario gallego propio, soberano, estable y que defienda su identidad y los intereses nacionales y populares gallegos", como "ya sucede" con Euskadi y Cataluña.

   En ese mismo manifiesto advierte de que una "coalición" de las fuerzas propias gallegas es "la única manera" de conseguir ese objetivo. La Asamblea Nacional Galega es una entidad con un año de vida que se define galleguista y apartidaria y que tiene entre sus objetivos la promoción de la cultura, el medio ambiente y la economía gallega.

   En 2015, dos plataformas ciudadanas ligadas al BNG (Iniciativa pola Unión), por un lado, y al entorno de las mareas (Encontro Cidadán por unha Marea Galega), por otro, trataron de aglutinar a las fuerzas políticas para lograr una candidatura de unidad para las generales. Pero su intento, que pasó incluso por la convocatoria conjunta de un foro político, fracasó.