Abel Caballero acusa a Feijóo de "engañar siempre" a la ciudad de Vigo y de "apoyar" solo a Santiago y a A Coruña

Publicado 16/06/2019 15:36:04CET
PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, que este sábado fue investido como alcalde por cuarto mandato consecutivo tras obtener 20 de los 25 concejales de la Corporación, ha arremetido contra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que acusa de "engañar siempre" a la ciudad y de desarrollar un modelo político basado en "apoyar a Santiago y A Coruña y no apoyar a Vigo".

   El regidor olívico, que presume de contar con una "mayoría absolutísima" en la que ha recibido el apoyo de "7 de cada 10" vigueses, incide en que el PP tendría que "reflexionar", después de que en una ciudad de 300.000 habitantes solo haya obtenido un 13% de los votos, según ha manifestado en una entrevista a RNE recogida por Europa Press.

   "Feijóo nos engañó totalmente, nos mintió y engañó a la ciudad, derribó el área metropolitana, no hizo ni una sola inversión, nada de lo que planteé, ni en sus competencias como educación", asegura Abel Caballero, que añade que "la inversión de la Xunta de Galicia en Vigo desde que Feijóo es presidente es prácticamente inexistente".

   Tras mandatos en los que afirma que tanto el gobierno de la Xunta de Alberto Núñez Feijóo como el ejecutivo central de Mariano Rajoy "boicotearon" de forma "activa" a la ciudad con sus políticas, ahora reivindica que "esto cambió" y el Gobierno de "Pedro Sánchez desatascó" medidas y compromisos pendientes.

   "Nos pararon el AVE, la biblioteca del Estado, nos pararon el abastecimiento del agua, nos pararon la autovía a O Porriño --en referencia a los gobiernos del PP--, y ahora todo esto cambió", ha subrayado.

   Pero el regidor de Vigo defiende que el apoyo que ha recibido es "independiente de las siglas" porque se sostiene en un "modelo indestructible, un modelo de una ciudad apoyando a su propia ciudad", basado en que "una construcción de Vigo dialogada", con "un proyecto político distinto".

   Así, Abel Caballero centra su discurso en la ciudad de Vigo y rechaza, por "respeto institucional", valorar el pacto entre PP y Democracia Ourensana en Ourense. También esquiva el calificativo de "barón provincial" del Partido Socialista y se limita a señalar que "cada uno tiene el papel que la gente le da".

   "El modelo de Vigo está siendo muy apreciado, me dicen de otros que ojalá fuera alcalde en Barcelona o en Madrid, lo tomo como aval externo de la política de Vigo (...), pero no voy a hacer valoración del impacto que mi persona pueda tener en otros lugares de Galicia o España", alega.

   Y como conclusión, incide en que "hasta los adversarios más encarnizados reconocen" que "este Vigo no se parece en nada al de hace doce años", cuando llegó a la alcaldía olívica.