Alberto Garzón (IU) aboga un cambio político basado en la formación, la organización, la movilización y en sumar fuerzas

Publicado 09/02/2015 23:15:24CET
Alberto Garzón, candidato de IU
EUROPA PRESS

El candidato del partido a la alcaldía de Vigo propone un proyecto que suponga "la antesala de un cambio" respecto al sistema actual

VIGO, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha defendido que para cambiar el panorama político actual hacen falta tres cuestiones "clave", que son la formación, la organización y la movilización, para lo que ha abogado por crear una convergencia y sumar. "Esto no lo vamos a solucionar unos cuantos, esto lo vamos a solucionar todos", ha sentenciado.

En un acto este lunes en la Estación Marítima de Vigo, a donde ha acudido en compañía del secretario de organización y candidato a la alcaldía de Vigo por Esquerda Unida, Rubén Pérez, y de la diputada Eva Solla, Garzón ha manifestado que hay "una alternativa política" que no sólo se da "cada cuatro años", sino que se expresa mediante una participación activa.

Así las cosas, ha hecho hincapié en que "el objetivo es no entender la política como una competición deportiva, por quién tiene la sigla más grande", sino que "lo importante es cambiar ese código para poder hacer política con mayúsculas" y cooperar para "transformar la sociedad".

Garzón ha comentado que España vive "una situación de emergencia" como consecuencia de un sistema que "permite que haya tres millones de casas vacías, el desempleo, la destrucción de comida, la desindustrialización, millones en paraísos fiscales", entre otras cuestiones. "No es que haya un problema técnico, sino de voluntad política, no se quieren hacer otras cosas", ha asegurado.

Sobre ello, ha añadido que el PP "ha entendido que ya no puede convencer, ya no son creíbles los relatos. Por eso sacan la Ley mordaza", a colación de lo que ha recordado que "hacía mucho tiempo que no se veía a tantos sindicalistas pasar por los juzgados". "No tenemos un gobierno racista, tenemos un gobierno clasista, que diferencia entre ricos y pobres", ha agregado.

Asimismo, en lo relativo a las privatizaciones, ha criticado que hasta ahora se ha ejercido en España la filosofía de "socializar las pérdidas y privatizar las ganancias", lo que ha ejemplificado con las compañías eléctricas y con Aena.

EL CASO GRIEGO

Durante su intervención, Garzón ha hecho continuas alusiones a Grecia y a su primer ministro, Alexis Tsipras, acerca de quienes ha elogiado que "supieron entender que ahora era el momento de cambiar la realidad histórica".

Así las cosas, en relación a la situación económica del país heleno, ha mantenido que a los griegos "no los han rescatado, los han ahogado" y, "en todo caso, han rescatado a los bancos". "Yo estoy a favor del rescate a la mayoría social", ha ensalzado.

NUEVO CICLO

Por su parte, el coordinador de Esquerda Unida en Vigo, Rubén Pérez, ha iniciado su discurso con la promesa electoral de dotar a la ciudad olívica de un espacio público en el que haya espacio y asientos para actividades de sindicatos, partidos políticos y colectivos sociales.

Tras ello, ha recordado que "hace casi un año", con las elecciones europeas, se abrió "un ciclo" contra el neoliberalismo, una "estrategia" en la que considera que en las elecciones municipales es "central". "La ciudadanía demanda un proyecto político que suponga la antesala de un cambio, una destrucción del sistema capitalista actual", ha recalcado.

Con este objetivo, ha puesto en valor "la participación ciudadana", y ha propuesto acabar con la concesión a empresas como Vitrasa y Aqualia, en favor de sociedades municipales y de una recuperación "del espacio de las empresas públicas que nunca debió dejar de ser la tónica general de los sistemas".

Igualmente, ha trasladado que hay que apoyar al sector industrial, lo que, bajo su punto de vista, no pasa por Citroën o Asime, sino "con los trabajadores que se están dejando el cuerpo en las industrias". "No podemos amparar lo que está pasando en Citroën. Hay cuestiones que para nosotros son centrales, como el mínimo derecho a las libertades sindicales", ha remarcado.

APOYO AL ACTIVISTA SAHARAUI

En el acto de este lunes también ha estado presente el activista saharahui Hassanna Aalia, quien ha solicitado asilo en España tras haber sido condenado a cadena perpetua en Marruecos. "Mi caso es un caso más de miles de saharauis que sufren en la zona ocupada de Sáhara Occidental", ha relatado Aalia, que ha culpado del conflicto al Gobierno de España, que ahora le niega "el asilo político".

Aalia, que ha aprovechado su intervención para agradecer todas las movilizaciones sociales --manifestaciones, huelgas de hambre...-- que se han producido últimamente y el apoyo de varios partidos políticos, ha criticado a aquellos partidos "que apoyan la ocupación por derechos económicos, que para ellos están por encima de los derechos humanos, por encima de los derechos del pueblo saharaui".

ENFERMOS DE CÁNCER

Asimismo, durante el turno final de preguntas, ha tenido la oportunidad de participar la viguesa enferma de cáncer Beatriz Figueroa, que entregó en el Congreso de los Diputados más de 500.000 firmas pidiendo mejorar la protección laboral y de Seguridad Social para estos pacientes, quien ha criticado que no se ha sentido apoyada en su causa "en la localidad ni a nivel autonómico".

"Me parecen muy bien las palabras, pero la realidad no es así. En la práctica, después de pediros ayuda, ninguno de vosotros me ha apoyado. He tenido que ir sola al Congreso", ha increpado la viguesa, que ha incidido en que "política es que los ciudadanos --se sientan-- apoyados".

Rubén Pérez ha respondido a estas acusaciones aseverando que en Izquierda Unida "no se rentabiliza a ningún enfermo de cáncer" y, aunque le ha trasladado su apoyo a Figueroa y "a todas las iniciativas de esta ciudad", ha reconocido que su partido en la ciudad "no está a la altura de todos los problemas sociales". "Somos los que somos, hay muchos frentes abiertos en esta ciudad, y llegamos a donde llegamos. Esperamos que crezcamos", ha explicado.

"La política actual no está a la altura de lo que sufrís los enfermos, de que estén desapareciendo unidades de pediatría, de que haya miles de camas desaparecidas, de un nuevo hospital que se va a entregar a una empresa privada, pero para eso no va a solucionar manifestándonos, sino legislando", ha concluido.