Amigos dos Museos denuncia "falta de conservación" en el patrimonio de Galicia

Actualizado 01/01/2016 16:58:56 CET

Su presidente defiende que Irlanda puede ser un modelo a seguir para incentivar los recursos existentes

   A CORUÑA, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Asociación Amigos dos Museos de Galicia, Felipe Senén Lopez, ha denunciado "la falta de conservación" del patrimonio cultural gallego y ha reclamado a las administraciones medidas para atajar este problema. En parte, atribuye esta situación a la falta de "una adecuada gestión del patrimonio cultural". Mientras, defiende que el modelo a seguir puede ser Irlanda.

   En declaraciones a Europa Press, Felipe Senén lamenta que, en ocasiones, los museos se hayan convertido en un "conjunto de colecciones". "Y, a veces, ni eso", añade tras explicar que "en muchas ocasiones , falta una secuencia explicativa lógica" de los contenidos.

   Además, cuestiona que no se conciban como "grandes centros de gestión cultural" y que a algunos no se les dote de un centro de recepción de visitantes o un lugar donde éstos puedan hacer un descanso.

    "La idea de taberna dignificada", propone. En los mismos términos, se refiere a la comercialización de productos. Así, considera que se debería apostar por artículos hechos en Galicia.

   Mientras, considera que hay espacios "susceptibles de ser musealizados". "Por su historia, deberían estar preparados para el visitante", recalca Felipe Senén que cita, entre otros ejemplos, San Andrés de Teixido o el Monte de Santa Tecla.

OFERTA MUSEISTICA

   Según la Asociación Amigos dos Museos de Galicia, en esta autonomía existen unos 50 y 60 centros de estas características. La mayoría de estos museos están ubicados en la provincia de A Coruña, fundamentalmente en A Coruña, Santiago y Ferrol y luego le sigue la de Pontevedra.

   "Pionera desde el principio del siglo XX y con edificios con continente y contenido", apunta Felipe Senén tanto por los lugares donde se ubican como por lo que ofertan. Por el contrario, señala que otros como el Castillo de San Antón son, en la actualidad, "impracticables para recibir al turismo de grupos".

   "Debería ser el museo de la propia historia de la fortaleza y lo que implica la arqueología", sostiene Felipe Senén sobre este castillo y al plantear que se haga "más atractivo". Esta  misma idea cree que debería aplicarse a otros museos, "metidos solo en edificios para salvarlos".

MUSEOS POR "CATÁLOGO"

   Además, indica que "en los últimos 20 años, se han comprado museos casi por catálogos, museos de las ciencias que se repiten", indica sobre centros museológicos similares o iguales en contenidos a los de otras ciudades.

   Aunque Felipe Senén considera que son centros que están "bien para reflexionar", cree que debería apostarse en Galicia por potenciar museos que aborden el "potencial" de esta comunidad desde el punto de vista paisajístico, histórico o artístico.

   Detrás de esta situación, el presidente de la Asociación de Amigos dos Museos de Galicia apunta a "un problema inmenso de gestión del patrimonio cultural".

   Así, sostiene que queda "muchísimo por hacer" pese a que en Galicia se encuentra entre los lugares "que tienen mucho por ofrecer", añade citando su paisaje; su orfebrería; la presencia de Picasso, la figura de Salvador de Madariaga o el pasado histórico.
  
CASTRO DE ELVIÑA

   En este último caso, cita, entre otros ejemplos, el Castro de Elviña. "Fue un campo de batalla y dónde se nos explica", se pregunta. "Dónde está el museo histórico de esta Coruña que olía a tabaco", cita, en alusión a la Fábrica de Tabacos.

   "Hace 20 años, existía un museo de la electricidad y dónde está", añade, entre los ejemplos de lo que considera que se podría hacer. Mientras, califica a la Cidade da Cultura como "un monstruo, una gran carcasa".

   Por el contrario, contrapone la gestión del Museo do Pobo Galego, en Pontevedra. También destaca la labor realizada en el Museo do Castro de Viladonga, en Castro de Rei (Lugo) del que afirma que "faltan algunas cosas", pero del que resalta el trabajo hecho en los últimos años.