AMPL.- Pleno.- Diputados del PP abandonan la Cámara después de que Aymerich dijese que "vienen del franquismo"

Actualizado 01/10/2008 14:21:06 CET

Los grupos no logran un acuerdo para exigir que la subcomisión de seguimiento de las infraestructuras gallegas se ponga en marcha

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La práctica totalidad del Grupo Parlamentario Popular abandonó hoy el hemiciclo durante el debate en pleno de una iniciativa, después de que el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, les dijese que tienen "un código genético conservador y reaccionario" y que "vienen del franquismo".

La alusión de Aymerich provocó la reacción de los diputados populares, que tras varias quejas abandonaron en bloque el salón de plenos, excepto el portavoz del Grupo, Manuel Ruiz, y el diputado que defendía la proposición no de ley, Alejandro Gómez.

Una vez finalizada la intervención del portavoz nacionalista, Manuel Ruiz reclamó la palabra para denunciar las "alusiones plenamente y conscientemente atentativas contra la dignidad" del Grupo Popular y advirtió de que no admitirán que se diga que vienen del franquismo.

El diputado del PP criticó que se hablase de códigos genéticos y apuntó que disponen de "los mismos cromosomas" que cualquier otro "que presuma de defensa del país". Además, dijo que ninguno de sus diputados rechazó la violencia "no por cuestiones morales o éticas sino políticas", en alusión a los nacionalistas.

ENFRENTAMIENTO

"Nacimos, crecimos y venimos de la democracia", proclamó el portavoz popular, a lo que el diputado nacionalista Bieito Lobeira gritó desde su escaño: "Condenad el franquismo".

Finalmente, Ruiz reclamó a la presidenta de la Cámara, Dolores Villarino --que no estaba en su escaño mientras intervenía el del BNG--, que retirase del acta las alusiones de Aymerich, algo a lo que ésta accedió.

Ante esta situación, Aymerich solicitó un nuevo turno de palabra, que no le fue concedido por parte de Villarino, una decisión sobre la que el nacionalista no ocultó su enfado. "La presidenta es del PP", dijo en voz alta.

INFRAESTRUCTURAS

El enfrentamiento entre populares y nacionalistas eclipsó el debate sobre una propuesta del PP, que fue rechazada por PSdeG y BNG, para que la Xunta expresase su rechazo a la actitud del Gobierno central al negarse a crear la subcomisión de seguimiento de las infraestructuras y que se cree una comisión sobre el AVE en el Parlamento gallego.

Alejandro Gómez puso en duda que el AVE de conexión con la Meseta esté listo en 2012 y consideró insuficiente para el seguimiento de su ejecución las reuniones entre el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. "Es como juntar a los zorros en el gallinero", interpretó.

El diputado popular recordó que la Cámara gallega aprobó el pasado mes de septiembre una iniciativa para que se crease la comisión de seguimiento y advirtió de que no le valía la propuesta de transacción de los grupos que apoyan al Gobierno, que instaba a la Xunta a continuar con las acciones para dar cumplimiento a este acuerdo unánime del Parlamento gallego.

ENMIENDA RAZONABLE

El diputado socialista Pablo López Vidal culpó al PP de no haber hecho nada por las infraestructuras gallegas cuando estaban en el Gobierno y concluyó que la enmienda presentada por PSdeG y BNG era "más razonable" que la propuesta popular.

Por su parte, Aymerich recordó que los acuerdos parlamentarios "son obligatorios" y advirtió al Ejecutivo de que la subcomisión de seguimiento es necesaria, más allá de las reuniones entre Touriño y Álvarez y de "que haya visitas en helicóptero de Zapatero".

Así, destacó la necesidad de contar con "un órgano específico" e institucionalizado, legalmente regulado, para vigilar el cumplimiento de los compromisos en infraestructuras con Galicia. Además, resaltó la necesidad de mantener la unanimidad de la Cámara gallega para lograr este objetivo.

Sin embargo, y a pesar de que los tres diputados que intervinieron en el debate solicitaron un tiempo para intentar lograr un acuerdo, éste finalmente no se produjo y socialistas y nacionalistas votaron en contra de la iniciativa del PP después de que éste no aceptase sustituirla por la propuesta de PSdeG y BNG.