Publicado 03/12/2021 11:06CET

Analizan el origen de un hueso hallado en la zona donde desaparecieron dos jóvenes kayakistas en Porto do Son

Archivo - Zona de búsqueda de dos desaparecidos tras volcar un kayak en Porto do Son (A Coruña).
Archivo - Zona de búsqueda de dos desaparecidos tras volcar un kayak en Porto do Son (A Coruña). - SALVAMENTO MARÍTIMO - Archivo

   Un barco pesquero se encontró el martes con estos restos, que fueron trasladados al Imelga para determinar si son humanos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) analiza el origen de un hueso encontrado por un barco pesquero en una zona de Porto do Son (A Coruña) donde en julio de 2020 desaparecieron dos jóvenes que iban a bordo de un kayak.

   Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, el hallazgo se produjo el pasado martes, pero hasta el momento no se ha podido determinar si pertenecen a una persona humana.

   A raíz de esto, buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) se desplazaron este jueves hasta Porto do Son para rastrear la zona donde se encontró el hueso y comprobar si había más restos. La búsqueda concluyó con resultado negativo.

   Sobre este caso se ha pronunciado este mismo viernes el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, al ser preguntado al respecto antes de participar en la inauguración de unas jornadas sobre adicciones en la Facultad de Psicología de Santiago de Compostela.

   "Por el momento lo único que sabemos es que apareció un hueso, que parece ser que van a estudiar, primero, si es de origen humano y, cuando tengamos esa información, a ver si se puede extraer ADN y cotejarlo con alguno de los desaparecidos", ha explicado.

DESAPARICIÓN EL 6 DE JULIO DE 2020

   La desaparición de los dos jóvenes se remonta al 6 de julio del 2020. El accidente tuvo lugar en la playa de Coira, en la localidad de Portosín, donde tres amigos --dos chicos y una chica-- hacían uso de un kayak.

   Ese mismo día sobre las 21,30 horas, un particular avisaba al 112 de que hacía tres horas que los tres jóvenes habían salido a navegar y no habían vuelto. Tras conocer los hechos, Salvamento Marítimo movilizó un dispositivo de búsqueda con medios marítimos y aéreos, además de terrestres y subacuáticos.

   Los servicios de emergencia localizaron el día de la desaparición el kayak volcado y rescataron a la chica en tierra, tras lo cual fue trasladada al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS). Las otras dos personas que viajaban en el kayak, dos varones, permanecen desde entonces en paradero desconocido.