Animalistas aseguran que el 97% de la ciudadanía no quiere que la caza sea un deporte

Publicado 23/06/2019 13:04:50CET
AYUNTAMIENTO DE CABILDO DE LANZAROTE

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber han divulgado este domingo los datos de su última encuesta en materia de caza, de la cual se desprende que el 97% de la ciudadanía no quiere que dicha actividad sea considerada un deporte.

De su sondeo, para el cual se realizaron un millar de entrevistas telefónicas y a pie de calle de forma aleatoria preguntando por la consideración legal de la caza como actividad deportiva, se extrae que "existe un enorme consenso en torno al rechazo que genera esta consideración legal".

Así, de las 1.000 personas consultadas, el 97% de los encuestados "no desea que la caza continúe denominándose como actividad deportiva", frente al 0,5% que apoya su continuidad y por extensión sus ayudas públicas, y un 2,5% de personas que declinaron su respuesta o afirmaron desconocer la materia.

"Es evidente que existe una seria distorsión entre la postura de la Xunta, que cada año otorga a través de la Secretaría Xeral para o Deporte varios miles de euros a la Federación Galega de Caza, cuya representatividad en la comunidad es ínfima en comparación a las licencias deportivas de diferentes modalidades, y la población, que cuestiona que matar animales pueda equipararse, por ejemplo, a un partido de baloncesto", han indicado dichas asociaciones animalistas en un comunicado.

MÁS DE 100.000 EUROS DE "REGALO"

Según sus cifras, en los últimos años el Gobierno gallego ha "regalado" más de 100.000 euros a estos "lobbies procaza" con la intención de fomentar convocatorias como los campeonatos para masacrar zorros, "donde el vencedor es quien más mamíferos sea capaz de tirotear".

"La consideración de la caza como práctica deportiva genera, además, una influencia negativa sobre normas relacionadas con el bienestar animal, subrayando la presión de estos grupos para que las nuevas Leyes de Protección de los animales no incluyan determinadas disposiciones que afectan al trato que reciben los perros explotados en batidas", han criticado.

En este sentido, Libera y la Fundación Franz Weber han lamentado que esta consideración, "además de los ingentes recursos públicos que consume", sea introducida entre las personas menores de edad con convenios con la Administración que "animan a fomentar la caza como divulgadora de valores medioambientales" cuando, a su juicio, su impacto está "sobradamente demostrado", desde el propio uso de la munición de plomo hasta el papel de los canes en la transmisión de enfermedades.